Es noticia
Menú
Ahorra durante dos años para comprar una silla de ruedas a un compañero de clase
  1. Mundo
SE LA ENTREGÓ EN MITAD DE CLASE

Ahorra durante dos años para comprar una silla de ruedas a un compañero de clase

Se trata de un modelo eléctrico para que su amigo pueda desplazarse por todas partes sin esfuerzo gracias al motor

Foto: Tanner y su amigo Brandon, con la silla de ruedas (Foto: Facebook)
Tanner y su amigo Brandon, con la silla de ruedas (Foto: Facebook)

Tanner Wilson estudia su último curso de instituto en Norman, una pequeña localidad rural de apenas 350 habitantes de Arkansas, en Estados Unidos. Su mejor amigo en el Caddo Hills High School se llama Brandon Qualls, un joven que lleva años utilizando una silla de ruedas por culpa de un problema de salud. Así que Tanner decidió que quería hacer algo por su amigo, aunque le costara mucho trabajo.

Durante dos años compaginó sus estudios con un trabajo a tiempo parcial en una empresa de su pueblo y fue ahorrando cada dólar que ganaba. Ahora, dos años después, ha podido hacer a su amigo Brandon un regalo que le cambiará la vida: una silla de ruedas eléctrica para que pueda desplazarse por todas partes.

El propio colegio ha subido una imagen a su cuenta de Facebook con este mensaje: “Nos gustaría compartir un poco de amor. Hoy Tanner Wilson sorprendió a su compañero de clase Brandon Qualls con una silla de ruedas motorizada. Estamos muy agradecidos por la sincera sorpresa de un indio (que es como se llaman los alumnos de este instituto) a otro. Tanner ha estado ahorrando durante dos años para mostrar su aprecio y amistad por Brandon”.

En declaraciones que recoge ABC, Brandon reconoce que “mis brazos se cansaban mucho y tenía que detenerme y descansar cada poco tiempo". Para dar la sorpresa a su amigo, Tanner contó con la ayuda de un profesor, que le ayudó a decorar la silla con algunos motivos naranjas, el color favorito de su amigo, y su apellido en la parte de atrás en el mismo color.

La sorpresa se la dieron en mitad de una clase y Brandon recuerda que no se lo podía creer: “Entraron en clase y mi cara se hinchó y empecé a llora. Pensé ‘guau, no puedo creer que haya hecho eso por mí'". Para Tanner Wilson, es lo menos que podía hacer por su amigo: “Hay mucha gente que tiene problemas y necesita un poco de ayuda”. Y eso es justo lo que hizo: ayudar a un amigo.

Tanner Wilson estudia su último curso de instituto en Norman, una pequeña localidad rural de apenas 350 habitantes de Arkansas, en Estados Unidos. Su mejor amigo en el Caddo Hills High School se llama Brandon Qualls, un joven que lleva años utilizando una silla de ruedas por culpa de un problema de salud. Así que Tanner decidió que quería hacer algo por su amigo, aunque le costara mucho trabajo.

Alumnos
El redactor recomienda