había posibilidades de que fuera arrestado

La vuelta de Guaidó a Venezuela refleja la creciente debilidad de Maduro

El líder opositor venezolano regresó este lunes a Caracas y las fuerzas chavistas no le arrestaron, pese a la orden de detención. Llamó a sus seguidores a continuar movilizándose contra Maduro

Foto: Juan Guaidó, a su llegada en el aeropuerto internacional de Maiquetía Simón Bolivar. (EFE)
Juan Guaidó, a su llegada en el aeropuerto internacional de Maiquetía Simón Bolivar. (EFE)

Sin detención y entre aplausos. El líder opositor venezolano Juan Guaidó regresó este lunes a Caracas y fue recibido por una multitud y por representantes de la comunidad internacional en el aeropuerto Simón Bolívar tras una gira por varios países de Sudamérica. Salió del país el 22 de febrero pese a la prohibición expresa del Constitucional, incumpliendo así la orden judicial. Después se dirigió al centro de la capital para exigir más movilizaciones contra Nicolás Maduro, que ha preferido no pronunciarse.

"Estamos aquí, Venezuela", dijo Guaidó a su llegada a los periodistas y asistentes, y exclamó: "Seguimos en la calle, seguimos movilizados", en referencia a las protestas convocadas por todo el país. "Sabemos los riesgos, todos sabemos los riesgos de hacer política en Venezuela".

El presidente interino también saludó a los diplomáticos presentes que habían acudido al aeropuerto a recibirle mientras la multitud gritaba "sí se puede". En Twitter, escribió: "Entramos a Venezuela como ciudadanos libres, que nadie nos diga lo contrario".

El martes, un anuncio "importante"

Una vez en el centro de Caracas, en la plaza Alfredo Sadel y ante cientos de personas, Guaidó encabezó su primer acto público desde su llegada y avanzó su plan para los próximos días. Este martes se reunirá con los sindicatos ("no podemos permitir que la burocracia esté secuestrada") y emitirá un mensaje "muy importante", pero no dio detalles sobre su contenido.

En su discurso, volvió a dirigirse al Ejército venezolano para preguntarle cuánto más van a esperar para pasarse a su lado: "Ya vieron cómo más de 700 oficiales están del lado de la Constitución, y por ahí hay unos cínicos que están diciendo que es poco". Pese a que la cúpula aún sigue siendo chavista, el presidente del Parlamento insistió: "La cadena de mando está rota".

También dijo que el sábado será necesario "salir a la calle" y que habrá más movilizaciones por todo el país. En principio y según sus últimas declaraciones, las fuerzas opositoras seguirán intentando que entre la ayuda humanitaria al país desde Brasil y Colombia.

Mientras repetía sus consignas, los asistentes coreaban: "Guaidó, amigo, el pueblo está contigo". Y el presidente interino acabó, para delirio de los convocados: "¡Vamos con todo. Yo puedo estar en Venezuela gracias a ustedes!".

Estados Unidos, atento

Guaidó pudo superar todos los controles de seguridad en el aeropuerto sin ser detenido. De este modo, las fuerzas leales a Maduro probablemente han evitado que la presión internacional se recrudezca, pero también es una muestra de la debilidad chavista. Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, dijo que el retorno seguro de Guaidó debía ser "de la más alta prioridad" para EEUU y que cualquier amenaza, violencia o intiminación contra Guaidó "no será tolerada y conllevará una respuesta". "El mundo está mirando", escribió en Twitter.

Las fuerzas chavistas no detuvieron a Juan Guaidó pese a la orden judicial, evitando que la presión de Estados Unidos y otros países se recrudezca

Pence se movió en la misma línea que John Bolton, consejero de Seguridad de Donald Trump. Bolton tuiteó durante la noche del domingo lo siguiente: "Cualquier amenaza o acto contra su vuelta provocará una respuesta fuerte y significativa por parte de Estados Unidos y la comunidad internacional".

Los diplomáticos de España, Francia, Alemania, Portugal, Chile, Argentina y otros países recibieron y escoltaron a Guaidó al aterrizar en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Caracas. El embajador francés, Romain Nadal, fue contundente: "Estamos aquí para que nadie intente hacer daño a Juan Guaidó". Iván Duque, el presidente colombiano, escribió que "el emocionante regreso del presidente Guaidó por el aeropuerto de Maiquetía forma parte del irreversible camino que emprendió Venezuela hacia la democracia".

También se pronunció la ONU, quien según la agencia EFE explicó que sigue de cerca todo lo relativo a la llegada de Guaidó. "Por lo que he visto, ha podido entrar en el país sin dificultades. (...) Seguiremos de cerca la situación", afirmó este lunes en una rueda de prensa el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, que apuntó que la organización sigue estando "muy preocupada" por la situación que se vive en el país.

Guaidó acusó a Maduro, a quien considera un usurpador de la presidencia, de que "va a pretender como nunca reprimirnos y desunirnos", por lo que llamó a los ciudadanos a mantenerse movilizados. Hasta el momento, ni la Fiscalía, ni el Supremo ni ninguno de los altos dirigentes chavistas se han pronunciado sobre el regreso de Guaidó, pero su círculo más cercano considera que es "real" la amenaza de la detención. Con el paso de las horas, este riesgo se diluye.

Por su parte, Nicolás Maduro no hizo mención a la vuelta de Guaidó a Venezuela. Se dedicó a tuitear sobre los carnavales que se celebran estos días: "En los carnavales nuestro pueblo disfruta de grandes expresiones culturales, playas, parques y montañas. ¡Venezuela está en paz!", escribió en la red social. El cerco se estrecha y el chavismo se debilita, pero nada parece asegurado en un país asolado por una crisis humanitaria.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios