CALificó su vuelta de "triunfo de la revolución"

Cómo Maduro evitó la extradición de Carvajal a EEUU: "Es un soldado de la patria"

En 2014 Carvajal fue detenido durante unos días en la isla de Aruba por vínculos con el narcotráfico. EEUU pidió su extradición y Maduro dijo que como presidente "se la jugaría por él"

Foto: Nicolás Maduro y el General Hugo Carvajal en 2014. (Reuters)
Nicolás Maduro y el General Hugo Carvajal en 2014. (Reuters)

El general Hugo Carvajal, que lidera el pronunciamiento de los generales rebeldes contra Nicolás Maduro -adelantado en exclusiva por El Confidencial- fue detenido la noche del 23 de julio de 2014 en la isla de Aruba (dependiente de los Países Bajos) por las autoridades holandesas, esgrimiendo una orden de extradición emitida por Estados Unidos por vínculos con el narcotráfico y con las FARC. Sin embargo, y tras unos días de tensiones diplomáticas, Países Bajos permitió la liberación del exjefe de inteligencia venezolano. Durante todo el proceso, Maduro apoyó con fuerza a Carvajal.

"Me la juego por Carvajal"

Carvajal, designado Cónsul de Venezuela en Aruba en enero de 2014, estuvo casi 96 horas en una prisión de máxima seguridad en la isla vecina, a casi media hora de avión de Caracas. Ante el arresto inicial por parte de las autoridades de Países Bajos, Nicolás Maduro reaccionó, y respaldó a Carvajal: "Somos testigos de una emboscada contra un soldado de la patria que está en servicio diplomático protegido por el Convenio de Viena. Lo defenderé con toda la fuerza del estado venezolano".

En su discurso, llegó a afirmar que Carvajal estaba "secuestrado" y que ponía en marcha todo el aparato de la diplomacia bolivariana: "Como jefe de Estado me la juego con el Mayor General Carvajal Barrios".

Pero unos días más tarde el exjefe del aparato de inteligencia venezolano fue liberado. Las crónicas de aquel día son de fiesta, alegría y victoria. Las imágenes que muestran a Nicolás Maduro con el general Hugo Carvajal son del 28 de julio de 2014, justo cuando volvió de su encarcelamiento en avión privado. Era la medianoche del domingo y fue recibido con baterías de fuegos artificiales.

"Hermano de la vida", le dijo Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional. "Héroe, un patriota digno", exclamó Maduro, que calificó de un "triunfo de la revolución" y aplaudió la decisión del ejecutivo de Países Bajos como "valiente" y un "triunfo de la diplomacia venezolana en un conflicto creado por el intervencionismo de los halcones imperialistas de Miami". También le llegó a interpelar: "Nos hiciste sufrir, oíste".

Estados Unidos, decepcionado

Pero los elogios no acaban ahí: "[Carvajal] Se la jugó muchas veces por Chávez y la revolución bolivariana", dijo Maduro. Además, mencionó al expresidente colombiano Álvaro Uribe como el principal urdidor de la detención de Carvajal: "Yo como presidente no puedo mencionar esas pruebas, pero un diputado sí".

Por otro lado, Estados Unidos acusó a Caracas de haber "amenazado a Aruba y Holanda de obtener ese resultado". Washington protestó contra Países Bajos y se mostró "profundamente decepcionado" por la decisión de La Haya (ya que la política exterior de Aruba depende de Países Bajos).

La propia BBC citó un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores argumentando que habían concluido "que Carvajal sí que gozaba de inmunidad". Por lo tanto, llegó a la conclusión de que el general Carvajal debía ser liberado según la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, promulgada en 1967.

Pidió ser juzgado en 2017

En 2017, Hugo Carvajal solicitó ser excluido de "la lista negra del narcotráfico" de Estados Unidos, declarando que estaba dispuesto a ir a Estados Unidos para ser investigado por la supuesta relación con las FARC. Sin embargo, dijo que haría el viaje siempre y cuando se le garantizara "la inmunidad de jurisdicción, el regreso a Venezuela y se levante la orden de detención", emitida en su contra.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios