cómo intentan manipularla para escapar

La app que "persigue los movimientos de las mujeres": el peor enemigo de las saudíes

Cuando superó los 20 años, la joven Rana intentó manipular la aplicación Absher para salir de Arabia Saudí, pero su padre le negó el permiso a través de este sistema. Así es cómo funciona

Foto: Una peregrina a la Meca tras visitar la cueva de Hera, en Arabia Saudí. (Reuters)
Una peregrina a la Meca tras visitar la cueva de Hera, en Arabia Saudí. (Reuters)

Cuando superó los 20 años, la joven saudí Rana intentó manipular la aplicación Absher para viajar fuera del país, pero su padre le negó el permiso a través de este sistema, que organizaciones de derechos humanos quieren retirar de las tiendas online de Apple y Google. Un día, Rana, que prefiere usar ese nombre por motivos de seguridad ya que reside en Arabia Saudí, pidió a su progenitor y tutor que le autorizara a tener un pasaporte a través de la app, obligatoria para los hombres y que les permite vigilar los movimientos de las mujeres.

"Nosotros no viajamos fuera. ¿Por qué lo necesitas?", le preguntó el padre, cuenta Rana a la agencia Efe por teléfono. Sospechó de sus intentos de escapar y le gritó, pero eso no acobardó a Rana, que consiguió averiguar la contraseña de su móvil y pedir a través de Absher el pasaporte, en nombre de su tutor, y que posteriormente recibió en su hogar.

"Muchas mujeres saudíes hacen como yo, porque muchos padres son mayores y necesitan a sus hijos e hijas para abrir las cuentas y hacer los trámites electrónicamente, por lo que eso facilita a muchas mujeres conocer las cuentas de sus padres y aprovecharlas para su propio bien", explica.

Consiguió el pasaporte, pero quedaba el salto final: sentarse en un avión hacia un rumbo desconocido. Finalmente renunció a ello, como ocurre con muchas saudíes, porque necesitan tener consigo el móvil del tutor para que acepte en el momento del viaje.

La aplicación "persigue los movimientos de las mujeres y envía al tutor un mensaje con el nombre de la mujer, del aeropuerto y del vuelo, antes de que despegue el avión. Por lo que el tutor puede rechazar su viaje electrónicamente en el último momento en caso de que la mujer haya usado la cuenta sin su consentimiento o, simplemente, si cambia de opinión", afirma Rana. "Ese es el gran obstáculo al que las mujeres saudíes hacen frente cuando intentan escapar", se lamenta desde un lugar que prefiere no indicar en el reino ultraconservador.

A través de Absher, perteneciente al Ministerio del Interior saudí, los ciudadanos pueden llevar a cabo la mayor parte de trámites sin necesidad de desplazarse a las oficinas gubernamentales. También pueden registrar a las mujeres o menores que están bajo su tutela y conceder o negar los permisos que necesitan para matricularse en una escuela, viajar fuera del país o casarse. Esto se basa en el régimen de tutela del varón, lo que significa que la vida de una mujer en Arabia Saudí está controlada por un hombre desde que nace hasta que muere.

Una mujer saudí llamada Amira al volante en Damman. (Reuters)
Una mujer saudí llamada Amira al volante en Damman. (Reuters)

La situación de "esclavitud" de las saudíes ha cobrado más visibilidad en los últimos meses gracias al caso de la joven Rahaf Mohammed al Qunun, que huyó de su familia y de un matrimonio concertado en ese país, y consiguió asilo en Canadá el pasado enero.

Amani al Ahmadi, asesora saudí para la organización Euro-Mediterranean Human Rights Monitor y que también escapó de su país, señala a Efe que esta aplicación "inmoral" debería de ser retirada por parte de los gigantes informáticos Google y Apple, que la ofrecen en sus tiendas online.

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, dijo la semana pasada en una entrevista para la radio pública de EEUU, NPR, que "no había escuchado" nada sobre esta app, pero que "consideraría" llevar a cabo una investigación sobre su uso. Como señala Ahmadi, retirar la aplicación solo sería "quebrar la superficie", pues habría que ir más allá y "eliminar" el régimen de tutela que "humilla" a las mujeres, por lo que espera que el Gobierno saudí lo tome en consideración y, bajo presión, consiga acabar con esto.

Pero Riad parece tenerlo claro y el pasado 16 de febrero condenó la "campaña tendenciosa" contra la aplicación porque no es "una herramienta de control" sino "esencial y directa" para llevar a cabo los trámites administrativos "en cualquier momento y desde cualquier lugar". Esta versión la defiende el saudí Mohamed al Yusef, de 36 años, que subraya a Efe que se trata de una "propaganda exagerada".

Este sistema "facilita" la vida tanto para los hombres como mujeres: "antes a los padres les daba pereza ir a las sedes de extranjería para sacar un permiso por el tráfico y burocracia en instituciones gubernamentales", pero ahora lo pueden hacer todo a través de un móvil, zanja.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios