YA TIENEN PREPARADAS MÁS DE UN CENTENAR

Una organización instala cajas para depositar a bebés recién nacidos no deseados en EEUU

Quieren evitar que las mujeres que tienen hijos a solas decidan abandonarlos, un problema creciente en el país

Foto: Un bebé, colocado en una de las cajas que quieren evitar el abandono de recién nacidos (Foto: Facebook)
Un bebé, colocado en una de las cajas que quieren evitar el abandono de recién nacidos (Foto: Facebook)

La organización estadounidense ‘Safe Haven Baby Boxes’ está instalando cajas para depositar a bebés recién nacidos que no son deseados por sus padres. Esta polémica campaña está dirigida a concienciar sobre el infanticidio, un problema que se está extendiendo por todo el país, y convertirse así en el "último recurso" para que no ocurra.

Priscilla Pruitt, portavoz de la asociación, explica a la BBC que “el abandono de bebés es un problema” que se da, especialmente, en mujeres jóvenes que se quedaron embarazadas sin desearlo y que, en la mayoría de los casos, dan a luz estando solas y sin decírselo a nadie: "Estas mujeres jóvenes no quieren ser conocidas o que las vean. Especialmente en pequeños pueblos donde todo el mundo conoce a todo el mundo".

De esta forma, ‘Safe Haven Baby Boxes’ quiere aprovechar una ambigüedad en la ley. En Estados Unidos es ilegal abandonar a un bebé, pero existe la ley ‘safe haven’ o refugio seguro que lo permite si el bebé es entregado a alguien en mano o en un lugar seguro.

Texas fue el primer estado en hacerlo en 1999 y, desde 2004, el Departamento de Familia y Servicios tejano cifra en 131 los bebés que han sido entregados siguiendo este procedimiento.

Salvar vidas

La fundadora de ‘Safe Haven Baby Boxes’ es Mónica Kelsey y ella misma fue abandonada siendo un bebé. Su madre había sido violada con 17 años y decidió abandonarla cuando nació. Kelsey tiene claro que el objetivo de estas cajas es “salvar vidas” y por eso puso en marcha esta ONG, que quiere evitar que las mujeres abandonen a los bebés o que aborten.

‘Safe Haven Baby Boxes’ ya ha instalado más de diez cajas por varios estados del país, tiene otra decena preparada para hacerlo y ha conseguido financiación para comenzar a construir otras cien. De momento sólo han tenido problemas en el estado de Michigan, donde el gobernador Rick Snyder vetó la ley: "No creo que sea apropiado permitir que los padres puedan renunciar a un bebé simplemente depositándolo en un lugar en vez de entregarlo a un oficial de policía, a un bombero o a un empleado de un hospital".

Esta idea no es exclusiva de Estados Unidos. En otros países como Pakistán, Corea del Sur, Rusia o Malasia existen alternativas similares. Incluso en Europa hay países como Alemania, Polonia o Suiza donde se permite dejar bebés en lugares seguros para evitar que sean abandonados.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios