EN TOTAL HAY 5 INTOXICADOS

Dos ancianos ingresados tras una broma con un pastel de marihuana en un cumpleaños

Entre los efectos secundarios de la marihuana se encuentran la ansiedad, el aumento de la frecuencia cardíaca y la confusión

Foto: El uso recreativo de la marihuana es ilegal en el estado australiano de Victoria (EFE/Osvaldo Ponce)
El uso recreativo de la marihuana es ilegal en el estado australiano de Victoria (EFE/Osvaldo Ponce)

Sucedió el pasado 3 de febrero, pero ha trascendido una semana después. Dos ancianos han estado a punto de morir en Melbourne, en el sur de Australia, por culpa de un bromista que decidió ‘alegrar’ una fiesta de cumpleaños añadiendo marihuana a la tarta que la familia había comprado para el postre.

La noticia la ha contado la emisora de radio australiana 3AW, que ha entrevistado a una de las familiares afectadas. Anne, que es un nombre ficticio ya que no quiere proporcionar su identidad real, explica que se trataba de una “comida familiar en el que todos se lo estaban pasando de maravilla. Cuando llegó el postre, sacaron la tarta con fruta y crema y pequeños trozos de chocolate por encima".

Sin embargo, esos pequeños trozos de chocolate no eran lo que parecía: “Resulta que los trozos de chocolate contenían marihuana. Así que fue una broma de uno de los miembros de la familia que pensó que amenizaría la fiesta de cumpleaños". Pero la broma ha estado a punto de terminar en una tragedia.

Cinco hospitalizados y una alérgica

Los padres de Anne, que tienen más de 80 años, tuvieron que ser ingresados por una intoxicación provocada por la marihuana, entre cuyos efectos secundarios se sabe que provoca ansiedad, aumento de la frecuencia cardíaca y confusión. Y la propia Anne también tuvo que ser hospitalizada ya que es alérgica al cannabis.

En menos de una hora había cinco afectados por la marihuana: "A las tres horas de consumir la tarta, yo y otros cuatro miembros de la familia fuimos hospitalizados por sobredosis y a mí me trataron por anafilaxia con adrenalina", explica Anne. Aunque al principio los familiares entraron en pánico ya que no sabían qué les estaba sucediendo, pronto se dieron cuenta de qué estaba provocando esos efectos.

Anne reconoce que no quisieron involucrar a la policía en lo sucedido, ya que el uso recreacional de la marihuana es ilegal en el estado de Victoria. Asegura que el bromista reconoció los hechos y les explicó que un amigo suyo lo consigue en Estados Unidos. Afortunadamente, todo quedó en un gran susto y todos los miembros de la familia ya se han recuperado y abandonado el hospital.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios