obra de "combatientes extranjeros"

El líder de Daesh sobrevive a un golpe de estado interno en Siria

Abú Bakr al Baghdadi sobrevivió el mes pasado a un golpe de estado interno en Siria organizado por la sección extranjera del grupo, liderada por el veterano Abu Muaz al Jazairi

Foto: El líder del autodenominado Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi. (Reuters)
El líder del autodenominado Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi. (Reuters)

El líder del autodenominado Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi, sobrevivió el mes pasado a un golpe de estado interno en Siria organizado por la sección extranjera del grupo, supuestamente liderados por el veterano combatiente Abu Muaz al Jazairi, según fuentes diplomáticas occidentales citadas por el diario británico 'The Guardian'.

El incidente habría tenido lugar el pasado 10 de enero cerca de la localidad de Hayin, en la provincia de Deir Ezzor, uno de los últimos reductos en Siria de la organización yihadista. El ataque fue ejecutado por "combatientes extranjeros" que se enfrentaron a tiros contra los guardaespaldas de Al Baghdadi, a quien consiguieron sacar ileso del ataque.

"Los guardaespaldas descubrieron el plan justo a tiempo. Hubo un enfrentamiento y murieron dos personas. Han sido los combatientes extranjeros", de acuerdo con las fuentes citadas por el diario británico. El Estado Islámico no ha acusado todavía en público a Abu Muaz al Jazairi pero ya ha ofrecido una recompensa por la cabeza de este individuo, uno de los 500 combatientes de Estado Islámico que quedan en la zona y del que las fuentes destacan su veteranía en combate.

Deir Ezzor se ha convertido en el último bastión sirio de Estado Islámico. En sus guaridas están los principales líderes de la organización y lo que queda de la "sección internacional" del grupo yihadista, extranjeros que acudieron a Siria e Irak entre 2013 y 2015 hasta aumentar las filas del grupo hasta los 70.000 efectivos, según la Inteligencia de EEUU. Ahora solo quedan en Deir Ezzor unos 600 yihadistas, contando a la cúpula de la organización, atrapados en la frontera entre Siria e Irak; presionados desde Siria por las fuerzas kurdas aliadas de Washington, y desde Irak por las milicias chiíes respaldadas por Irán.

A medida que el Estado Islámico ha ido perdiendo territorio, la coalición internacional ha comenzado a buscar con más intensidad a Al Baghdadi, el hombre más perseguido de la región, diabético y, según los rumores, parcialmente incapacitado tras ser herido en un bombardeo hace años.

Las fuentes de Inteligencia consultadas por el diario británico creen que Al Baghdadi vive rodeado por los subordinados más fieles, después de que incluso algunos de sus asesores más cercanos decidieran rendirse en las últimas tres semanas a las fuerzas kurdas de las SDF. Muchos eran integrantes de la "sección extranjera".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios