según 'The New York Times'

El príncipe heredero de Arabia Saudí: "Hay que usar una bala contra Khashoggi"

En una conversación hizo esta advertencia si este no volvía al reino y dejaba de criticar a las autoridades de Arabia Saudí. La ONU afirma que su asesinato fue "planeado" por funcionarios saudíes

Foto: Una imagen de Jamal Khashoggi. (Reuters)
Una imagen de Jamal Khashoggi. (Reuters)

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, aseguró en una conversación que mantuvo en 2017 que usaría "una bala" contra el periodista Jamal Khashoggi, asesinado en octubre de 2018, si este no volvía al reino y dejaba de criticar a las autoridades de Arabia Saudí, informó hoy 'The New York Times'.

El diario, que cita a ex funcionarios estadounidenses y funcionarios extranjeros conocedores de los informes de inteligencia, asegura que agencias de espionaje estadounidense interceptaron conversaciones del príncipe heredero. Según estas fuentes, en septiembre de 2017, Bin Salman trató con un ayudante identificado como Turki Aldajil la situación de Khashoggi, que ya había alarmado a las autoridades del régimen por sus crecientes críticas a las políticas de palacio.


En la conversación el príncipe heredero dijo que si no se podía convencer al periodista para que regresara a Arabia Saudí había que llevarlo de vuelta a la fuerza, siempre según 'The New York Times' y aseguró que de lo contrario, él personalmente iría tras Khashogi "con una bala".

Según analistas de inteligencia sin identificar citados por el diario, la frase de Bin Salman no habría que interpretarla al pie de la letra, pero sí como "una metáfora para enfatizar su intención de matar al periodista si este no regresaba a Arabia Saudí".

La publicación de esta información coincide con la visita del ministro de Exteriores saudí, Adel al Yubeir, a Estados Unidos, donde se ha reunido con su homólogo estadounidense, Mike Pompeo. Durante su reunión, ambos han destacado la importancia de continuar con la investigación sobre el asesinato del periodista saudí de manera "creíble y transparente".

ONU: asesinato "planeado" por funcionarios

Khashoggi fue víctima de "un asesinato brutal y premeditado" que fue "planeado y perpetrado por funcionarios de Arabia Saudí", ha declarado este jueves la relatora de la ONU Agnès Callamard. La investigadora ha llegado a esta conclusión tras recopilar información de diversas fuentes durante una visita oficial que hizo a Turquía entre el 28 de enero y el pasado 3 de febrero.

En sus conclusiones preliminares, la experta en derechos humanos agradeció el empeño de Turquía en llevar adelante una investigación "rápida, efectiva, completa, independiente e imparcial" sobre ese asesinato, que tuvo un gran impacto en todo el mundo. Callamard viajó a Turquía con un equipo que incluía un investigador de crímenes graves y un experto forense, y durante sus indagaciones constató que Arabia Saudí estaba obstaculizando y perjudicando los esfuerzos de las autoridades turcas por dilucidar las circunstancias de la muerte del periodista, producida el pasado 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul.

"Se les dio a los investigadores turcos un acceso y un tiempo muy inadecuado para poder realizar un examen profesional y efectivo de la escena del crimen que fuese conforme a los estándares internacionales", ha explicado en su informe. Asimismo, ha denunciado que el asesinato de Khashoggi supuso la violación del derecho internacional y las normas que regulan las relaciones entre países en cuanto al uso legal que se debe hacer de las misiones diplomáticas.

"Las garantías de inmunidad en ningún caso se concibieron para facilitar un crimen y exonerar a los autores de su responsabilidad penal", ha enfatizado en una declaración difundida por la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. Pero Callamard ha ido más allá y afirma que "las circunstancias del asesinato y la respuesta posterior de los representantes del Estado [saudí]" pueden ser descritas como "inmunidad para la impunidad".

Entre las evidencias a que la experta de la ONU tuvo acceso estuvieron "partes de audios espantosos y escalofriantes obtenidos y conservados por la agencia turca de Inteligencia". No obstante, ha reconocido que su equipo no ha tenido la oportunidad de examinar de manera profunda ese material ni de verificar su autenticidad. Tampoco pudieron reunirse con los investigadores que han estado trabajando en este caso. El informe final con sus hallazgos será presentado en junio al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios