LA OPOSICIÓN, UNIDA CONTRA MADURO

Guaidó prepara una diplomacia paralela en Europa: “El embajador en España debe irse”

La oposición venezolana residente en España se ha reunido este lunes en un coloquio donde ha anunciado que Juan Guaidó nombrará pronto nuevos diplomáticos en países europeos

Foto: Opositores a Maduro piden elecciones libres en Venezuela. (EFE)
Opositores a Maduro piden elecciones libres en Venezuela. (EFE)

“El embajador de Maduro en España debe irse”, sostuvo este lunes el diplomático venezolano Fernando Gerbasi, exiliado político y residente en Madrid. Cuando pronunció esta frase Gerbasi, una persona entre el público gritó: “Yo me ofrezco a llevarlo de vuelta a Venezuela en Uber, Cabify, taxi o lo que se tercie”.

Un coloquio organizado por el Madrid Foro Empresarial en la sede de Deusto Business School reunió entre ponentes y público a una gran parte de la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro que vive en España. Uno de los asuntos más importantes tratados durante el encuentro y que se convierte en noticia es la afirmación de que Juan Guaidó nombrará este martes a nuevos representantes diplomáticos ante estados de la Unión Europea.

Esta tarde de lunes, el propio Guaidó confirmó esos nombramientos en rueda de prensa desde Caracas: "Mañana avanzaremos en la designación de representantes de Venezuela en los países europeos que han reconocido la lucha venezolana".

Entre los participantes en el foro que dieron este hecho como una realidad ineludible estuvieron el propio Gerbasi y el economista Leopoldo López, padre del opositor homónimo que pena arresto domiciliario en Caracas. “Está bien, está trabajando a tope para llevar la democracia a Venezuela”, dijo López sobre su hijo a este diario.

Opositores venezolanos afincados en Madrid valoran los últimos acontecimientos en su país. (EFE)
Opositores venezolanos afincados en Madrid valoran los últimos acontecimientos en su país. (EFE)

El embajador acreditado en Madrid desde finales de 2013 es Mario Isea, presidente de la estatal petrolera PDVSA entre 2002 y 2005. El sitio web de la embajada de Venezuela en España ha venido haciendo públicas las llamadas a la unidad del ejército bolivariano contra la agresión imperialista y a los grupos políticos españoles que respaldan al régimen de Maduro, como el Partido Comunista de España. La cuenta de Twitter de la embajada también retuitea con generosidad estos días a perfiles de activistas anónimos de la izquierda española, como los de Esparroquí, Eterno Primavera o Barbijaputa. Un ejemplo:

Las declaraciones realizadas en el coloquio organizado por Madrid Foro Empresarial se hicieron poco después de que más de 10 países europeos reconocieran la legitimidad de Juan Guaidó como presidente interino para que lidere un proceso que conduzca a unas elecciones libres. Entre esos países, están Francia, Reino Unido, Alemania o España. El alud de reconocimientos en Europa se produce tras cumplirse el ultimátum de ocho días anunciado por Madrid, Berlín y París a Nicolás Maduro para convocar elecciones plurales y democráticas.

Pedro Sánchez leyó en la Moncloa a las 10:00 de este lunes una declaración institucional en la que anunciaba que el Gobierno de España reconocía “oficialmente al presidente de la Asamblea de Venezuela, el señor Guaidó Márquez, como presidente encargado de Venezuela”. En el escrito verbalizado por Sánchez se añadía que “la legitimidad democrática de Juan Guaidó emana de su condición de presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, órgano legislativo surgido tras las últimas elecciones libres y democráticas reconocidas por el conjunto de la comunidad internacional como tales”.

Unidad por el cambio

Todos los participantes en el coloquio subrayaron la unidad de la oposición para que se convoquen nuevas elecciones organizadas por el presidente legítimo de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. “Existe una unidad de acción, pero es necesario recalcar algo: ya no somos oposición, somos parte del Gobierno”, aseguró el economista Leopoldo López.

Cuando Trump se metió en este asunto, no lo hizo para perder

También negaron de forma unánime que la oposición avale ninguna mediación internacional, porque se ve el problema como un proceso endógeno en el que las injerencias extranjeras pueden no ser positivas para su desarrollo. En concreto, se refirieron en términos críticos a la mediación que ha ejercido en los últimos meses José Luis Rodríguez Zapatero. Leopoldo López padre expresó ese rechazo con un dicho popular: “No es torero cualquiera que salta al ruedo”.

Por su lado, el abogado opositor al chavismo Juan Carlos Gutiérrez destacó que es necesaria una ley de amnistía para los cuadros medios del ejército y del Gobierno, pero nunca para los grandes gerifaltes “que han usurpado el poder y los bienes de Venezuela durante 20 años”. En opinión de Gutiérrez, “también deben ser enjuiciados en España todos los que han blanqueado dinero en este país, y los procesos judiciales que están en marcha contra ellos deben continuar aunque haya un cambio de régimen en Venezuela”.

El diplomático Gerbasi, que ocupó diferentes puestos en el Ministerio de Exteriores y en sus legaciones en el extranjero desde 1968 a 2002 con nueve ejecutivos diferentes de Caracas, incluido el primero de Hugo Chávez, dejó otra frase lapidaria como conclusión al coloquio: “Cuando Donald Trump se metió en este asunto, no lo hizo para perder".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios