en medio de los rumores sobre un golpe

Maduro pide al ejército que "esté alerta" por "un grupo de desertores" ligados a Colombia

En medio de los rumores sobre la inminencia de un golpe de Estado, Maduro denuncia las supuestas "conspiraciones" de "un grupo de desertores" que conspira desde Colombia

Foto: Nicolás Maduro durante una reunión con soldados en una base militar en Caracas. (Reuters)
Nicolás Maduro durante una reunión con soldados en una base militar en Caracas. (Reuters)

"Nuestra FANB debe estar alerta y preparada ante las conspiraciones de un grupo de desertores que se han convertido en mercenarios para atentar contra la patria. ¡Máxima Alerta!". Este es el mensaje que ha difundido Nicolás Maduro en su cuenta oficial de Twitter. En medio de los rumores sobre la inminencia de un golpe de Estado, el presidente de Venezuela ha instado a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a "estar alerta" para responder a las supuestas "conspiraciones" de "un grupo de desertores".

Durante un acto militar en el Fuerte Tiuna, en Caracas, el todavía inquilino del Palacio de Miraflores ha denunciado que "un grupo de desertores militares se han convertido en mercenarios de la oligarquía colombiana y conspiran desde Colombia para dividir a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana", según informa la agencia de noticias oficial AVN. Ayer, una breve anotación en el cuaderno del asesor de Seguridad Nacional de EEUU, John Bolton, que decía "5.000 tropas a Colombia" -y que, de forma accidental o premeditada, mostró a los fotógrafos- volvió a desatar las especulaciones sobre una intervención militar de EEUU en Venezuela.

Fuentes próximas al Ejecutivo de Caracas y al ejército pero contrarias a Maduro aseguraban la semana pasada a El Confidencial que comandos de mercenarios llegados desde Colombia, Ecuador y Brasil han entrado recientemente en territorio venezolano.

Maduro, que desde el pasado domingo ha participado en diversos actos castrenses, ha lanzado hoy un nuevo llamamiento a la FANB para que recupere "los conceptos verdaderos de la doctrina militar bolivariana" y la aplique "en cada unidad militar y en cada soldado" para garantizar que el territorio venezolano "nunca sea tocado por la planta insolente del imperialismo norteamericano".

Para el líder chavista, acorralado por las protestas, las sanciones y el cerco al petróleo, este "golpe de Estado" del que acusa a Estados Unidos y Colombia ofrece una "oportunidad para despertar una conciencia superior" con "un liderazgo más articulado" que guíe a la Fuerza Armada hacia "la defensa de la patria".

Desde que el líder de la Asamblea Nacional (Parlamento), el opositor Juan Guaidó, se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela el 23 de enero y Donald Trump lo reconoció como presidente legítimo minutos después, se suceden los llamamientos a las fuerzas armadas se suceden desde ambos bandos. Guaidó anunció que "asumía el poder" en Venezuela asegurando que contaba con el "respaldo" del ejército —no es la primera figura de la oposición que dice tenerlo—. Sus reiterados llamamientos a la Fuerza Armada Nacional para que apoye las acciones de la AN supusieron un desafío abierto a Maduro ahora que Caracas ha aumentado la represión contra militares acusados de conspiración.

Varios expertos consultados por El Confidencial esbozaban hace días el siguiente escenario: los enemigos exteriores de Maduro están intentando desestructurar la cúpula militar para que EEUU apoye a los mandos medios, que históricamente han jugado un papel clave en el país. De producirse un golpe contra el Gobierno de Maduro, estaría dirigido por dichos mandos medios, que disponen de capacidad de fuego y dirección de tropa, pero que no están tan cerca del poder como el alto mando. Si bien el chavismo todavía ejerce un firme control sobre la FANB, en estos años el descontento del ejército, sobre todo entre la tropa -que sufre las mismas penalidades que la población- y los mandos medios ha ido en aumento.

Guaidó ha prometido una amnistía a los militares si desobedecen las órdenes del Gobierno de Maduro. Su estrategia ya ha dado algún fruto: el agregado militar en Washington, el coronel José Luis Silva, cuyo núcleo familiar más cercano está fuera de Venezuela, reconoció el domingo al líder opositor como presidente legítimo. Para algunos expertos, su decisión confirmó que la disidencia ya ha empezado en la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) -Silva pertenece a la promoción Batalla de Barbulla II, que se graduó en la Guardia Nacional en 1991-. A esto se suma la sublevación de hace dos semanas en la zona popular de Cotiza, cuando un grupo de integrantes de la GNB se pronunció y llamó a los vecinos a rebelarse contra Maduro.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios