EN CAROLINA DEL NORTE, ESTADOS UNIDOS

Un niño desaparecido durante dos días asegura que un oso le cuidó

Estaba jugando en el jardín de la casa de su abuela cuando desapareció y ha tenido que soportar temperaturas cercanas a los diez grados bajo cero

Foto: Los osos negros abundan en los bosques del condado de Craven, donde se perdió el pequeño (Reuters/Barbara Goldberg)
Los osos negros abundan en los bosques del condado de Craven, donde se perdió el pequeño (Reuters/Barbara Goldberg)

Casey Hathaway tiene tres años y una historia que contar que le acompañará toda la vida. El pasado martes 21 estaba jugando junto a otros niños en el jardín de la casa de su abuela en Carolina del Norte, en el este de Estados Unidos, pero no regresó al interior de la vivienda junto al resto de pequeños.

La abuela salió a buscarlo y, al no encontrarlo, dio la voz de alarma. El condado de Craven puso en marcha todos los mecanismos previstos para estos casos y la búsqueda comenzó de inmediato con los agentes de la oficina del sheriff, drones, helicópteros y hasta perros policías, todos buscando al menor. El propio sheriff Hughes lo explicaba al canal de televisión WCTI.

La búsqueda no dio resultados durante dos días, pero lo peor eran las duras condiciones meteorológicas, que llegaron a rondar los diez grados bajo cero en la zona. Durante ese tiempo nadie encontró ni una sola pista de Casey y los rescatadores comenzaron a perder las esperanzas de dar con el pequeño.

Final feliz

Sin embargo, el jueves por la noche, un grupo de búsqueda escuchó a un bebé llorando en algún lugar del bosque. Corrieron hacia el sonido y encontraron a un Casey empapado en medio de arbustos llenos de espinas. El milagro se había producido.

El niño fue llevado a un hospital para hacerle una exploración y no tenía más que algunos rasguños propiciados por las ramas del bosque. Sin embargo, al explicar donde había estado, su relato estremece: “Dijo que estuvo con un oso durante los dos días”, asegura el sheriff.

Lo explica su tía Breanna Hathaway en un post de Facebook que recoge The Guardian y en el que también califica de milagroso lo sucedido: “Dios le mandó un amigo para que le mantuviera a salvo. Dios es un buen dios. Los milagros suceden”.

El sheriff Hughes, por su parte, explicó que la única versión del pequeño era la de que había estado con el mamífero: “Dijo que tenía un amigo en el bosque que era un oso y que había permanecido con él”. Los bosques del condado de Craven es el hogar de cientos de osos negros y puede que uno de ellos fuera el amigo que cuidó de Casey durante dos días.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios