THERESA MAY AFRONTA NUEVOS DESAFÍOS

Un Brexit duro amenaza con destruir 25.000 empleos del sector turístico en España

Mientras el sector del turismo o la Confederación de la Industria Británica (CBI) advierten sobre las consecuencias de un Brexit duro, la 'premier' Theresa May afronta nuevos desafíos

Foto: Turistas ante el Palacio Real de Madrid, el 2 de septiembre de 2018. (Reuters)
Turistas ante el Palacio Real de Madrid, el 2 de septiembre de 2018. (Reuters)

El 'lobby' turístico mundial se suma a las súplicas de organizaciones patronales y financieras británicas para evitar un divorcio sin acuerdo. Un Brexit duro pondría en riesgo al menos 80.000 empleos vinculados al turismo en Europa a corto plazo, de ellos 25.000 en España, según las estimaciones que maneja el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC).

En dicho escenario, la destrucción de empleo vinculado al sector sería aún mayor en el propio Reino Unido, donde pondría en riesgo hasta 100.000 puestos de trabajo, asegura la presidenta ejecutiva de WTTC, Gloria Guevara, en una entrevista con la agencia EFE. Para Guevara, no hay duda de que la ruptura afectará de forma negativa a toda Europa y, sobre todo, a destinos turísticos donde, como en España, los británicos suponen el mercado emisor más relevante. Por ello, considera “fundamental” que se redoblen los esfuerzos para alcanzar un acuerdo -una opción que cada día parece mas lejana-.

La presidenta del WTTC ha explicado que las dificultades que pueden encontrar los británicos para viajar a ciertos países de la Unión Europea provocarán que elijan otros destinos más lejanos, como el Caribe, Asia u Oriente Medio, que ya ofrecen ofertas "increíbles desde Londres", lo que perjudicaría a España como principal país receptor de visitantes británicos.

En otra entrevista con Europa Press, Guevara argumenta que el sector turístico español no debería centrar su estrategia solo en atraer al turismo de calidad o de alto nivel adquisitivo -con un buen nivel de gasto (+3%)- sino hacer una planificación conjunta entre Gobierno, comunidades autónomas y sector privado donde se trate de diversificar la oferta en las diferentes regiones incorporando nuevos segmentos como el rural, de aventura o de negocios. No obstante, "todas las perspectivas son positivas" de cara a 2019, ha apuntado Guevara.

Nuevos desafíos y amenazas de dimisión

Mientras el sector del turismo o la Confederación de la Industria Británica (CBI) advierten sobre las consecuencias de un Brexit duro -la CBI reveló este martes que una salida sin acuerdo podría costarle a Escocia 16.000 millones de euros al año hasta 2034-, la 'premier' Theresa May afronta nuevos desafíos con múltiples enmiendas planteadas por los diputados, que se votarán el próximo 29 de enero.

Varios ministros de su gabinete están dispuestos a dimitir si la primera ministra insiste en no descartar un Brexit no negociado el próximo 29 de marzo, día en que se materializará la salida del Reino Unido del club comunitario. Según la prensa británica, la ministra de Trabajo, Amber Rudd, contraria a una salida sin acuerdo, ha exigido libertad de voto. Mientras, 'The Daily Telegraph' publica que el Partido Conservador está en alerta ante la posibilidad de elecciones anticipadas. Otra señal de que la situación es explosiva.

Lejos de seguir la ruta lógica que marcaba la histórica derrota del acuerdo del Brexit en el Parlamento, la primera ministra anunció este lunes que intentará justo lo que Bruselas no está dispuesta a hacer: renegociar el ‘backstop’ irlandés, el principal escollo para que los euroescépticos del Partido Conservador y sus socios del DUP apoyen el pacto.

En este contexto, políticos de todos los partidos británicos actúan para intentar determinar el curso del Brexit. Una enmienda oficial del Partido Laborista insta al Gobierno a garantizar suficiente tiempo para debatir y votar todas las opciones que impidan que el Reino Unido salga de la UE sin acuerdo, entre las que incluyen su propuesta de pacto, que contempla una unión aduanera con la UE y vínculos más estrechos con el mercado único. Como segunda opción proponen "legislar para convocar una consulta popular sobre un acuerdo o proposición apoyada por la mayoría de la Cámara de los Comunes". Es la primera vez que el liderazgo laborista pone sobre la mesa la opción de un segundo referéndum.

Otra enmienda multipartita, promovida por el laborista Hilary Benn, propone realizar votos indicativos sobre varias opciones para romper el actual "impasse" en el caótico proceso, que incluirían el acuerdo gubernamental; la renegociación de ese tratado; salir de la UE sin acuerdo o celebrar otro referéndum. Se espera que en los próximos días presente otra enmienda el 'tory' Dominic Grieve, cabecilla de la rebelión proeuropea, que exigiría también tiempo para poder votar de forma indicativa distintas propuestas planteadas por una minoría de diputados, una maniobra consideraba por el Gobierno de May como una afrenta al poder del Ejecutivo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios