¿Cómo se ha llegado hasta aquí?

Alzamiento militar, el chavismo anula el Parlamento... ¿qué pasa en Venezuela?

En un mismo día, ha habido una sublevación militar, se han activado las protestas en Caracas y el Tribunal Supremo ha declarado nula a la actual directiva de la Asamblea Nacional

Foto: Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, durante una rueda de prensa en Caracas. (Reuters)
Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, durante una rueda de prensa en Caracas. (Reuters)

Venezuela iniciaba esta semana con sobresalto. Un grupo de uniformados de la Guardia Nacional tomaba un comando en Cotiza, una zona popular de Caracas. Aunque a las horas se sofocó la sublevación, los vecinos se lanzaron a la calle para protestar. A la vez, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia declaraba “nula de toda nulidad” a la nueva directiva del Parlamento, de mayoría opositora. Todo esto a dos días del 23 de enero, una jornada donde chavismo y oposición tienen planeadas sendas marchas. ¿Cómo se ha llegado hasta aquí?

5 de enero: Se juramenta la nueva directiva de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora. Queda electo como presidente Juan Guaidó, dirigente de Voluntad Popular (partido de Leopoldo López).

10 de enero: Nicolás Maduro se juramenta como presidente del Gobierno. En su periodo anterior, que arrancó en 2013, se juramentó ante la Asamblea Nacional, tal y como dice la Constitución. Para este periodo 2019-2025 lo hizo ante el Tribunal Supremo de Justicia. Este órgano declaró en desacato a la actual Asamblea (de mayoría opositora), en enero de 2016, apenas un mes después de haber sido elegida.

Tanto chavismo como oposición, llaman a marchar en Caracas el 23 de enero. Ese día se conmemora el fin de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez

11 de enero: La Asamblea Nacional convoca a Cabildos Abiertos, una fórmula que se dio en Latinoamérica en el tiempo de la Colonia para consultar a los vecinos. Lo hace para ver qué ruta se toma para cambiar el Gobierno, llevar al país a una transición y hacer elecciones. Tras un 2018 en el que la población contraria a Nicolás Maduro perdió el ánimo y no se activó en lo político, los Cabildos han aglutinado a mucha gente en diversas partes del país. Juan Guaidó, en su discurso, hace una llamada a los militares a que se sumen para retomar la Constitución.

13 de enero: El Servicio de Inteligencia venezolano detiene al presidente de la Asamblea Juan Guaidó cuando se dirigía a un Cabildo Abierto en La Guaira, una zona cercana a Caracas. En menos de dos horas lo sueltan. El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, explica en la televisión estatal que quienes lo detuvieron actuaban “por su cuenta” y que eran individuos que estaban siendo investigados hace tiempo por actuaciones ilícitas.

14 de enero: Nicolás Maduro presenta su “Memoria y Cuenta 2018” ante la Asamblea Nacional Constituyente, órgano compuesto en su totalidad por chavistas. Maduro habla de establecer “Cabildos Abiertos Bolivarianos”.

15 de enero: La Asamblea Nacional declara a Nicolás Maduro usurpador de la presidencia de Venezuela. Señalaron como sustituto temporal a Juan Guaidó en función de los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución de Venezuela. De nuevo, Guaidó hace un llamado a los militares. Se presenta la Ley de Amnistía para militares y civiles.

Y, a la vez, tanto chavismo como oposición, llaman a marchar en Caracas el 23 de enero. Ese día se conmemora en Venezuela el fin de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en 1958.

Y así, llegamos al día de ayer.

Una mujer seguidora del oficialismo venezolano sostiene una fotografía del presidente Nicolás Maduro. (EFE)
Una mujer seguidora del oficialismo venezolano sostiene una fotografía del presidente Nicolás Maduro. (EFE)

Asamblea “nula de toda nulidad”

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia declaraba a la directiva de la Asamblea Nacional en desacato. El vocero ha dicho que “la Asamblea no tiene junta directiva válida, incurriendo la írrita directiva del 5 de enero de 2019, igual que las inconstitucionales de 2017 y 2018, en usurpación de autoridad, por lo que todos sus actos son nulos.

¿Es esto nuevo? Sí y no.

“Esto reitera el criterio del Tribunal Surpemo desde hace dos años. Declara la nulidad de los cuatro acuerdos que hizo la AN (el pasado día 15, incluida la ley de Amnistía). Y ahí, algo para analizar es que la Sala dice que “por la gravedad de los acuerdos” ellos entran a hacer valoraciones importantes”, dice Pedro Alfonso del Pino, abogado constitucionalista.

La novedad, después de dos años de declarar a la Asamblea opositora en desacato es que “al final, la Sala decide remitir la sentencia al Ministerio Público (Fiscalía). No nos extrañe verlos actuando para tomar actuaciones con el caso”. Así, tocará ver cómo se suceden los hechos en los próximos días.

Sublevación y apoyo popular

Cerca de las 3 de la madrugada de la noche del 21, un grupo de uniformados de la Guardia Nacional robaba un lote de armas en un comando en Petare, un barrio popular en la zona este de Caracas. De ahí llegaban a un comando en Cotiza, otra zona popular, pero en el oeste. Allí despertaban a los vecinos con disparos tras haber tomado el retén.

Los sublevados han grabado varios vídeos que se han difundido en las redes sociales. En uno de ellos dicen: “Aquí está la tropa profesional de la Guardia Nacional en contra de este régimen al cual desconocemos completamente, necesito el apoyo de ustedes, salgan a las calles”; “Ustedes querían que la Fuerza Armada prendiéramos la mecha, aquí la estamos prendiendo, necesitamos el apoyo de ustedes”.

Desde la ONG Espacio Público denunciaron que durante la mañana numerosos usuarios denunciaron el bloqueo de Twitter e Instagram si se accedía desde CANTV o Movilnet, ambas operadoras del Estado y mayoritarias en la red de internet del país.

Captura de pantalla de uno de los vídeos publicados por los militares en las redes sociales.
Captura de pantalla de uno de los vídeos publicados por los militares en las redes sociales.

A las pocas horas, la Guardia Nacional detenía a los sublevados. Pero los vecinos de Cotiza acudieron al llamado y salieron a protestar. La policía reprimía la protesta con bombas lacrimógenas. El efecto se multiplicaba en otras zonas de Caracas.

Diosdado Cabello explicaba a las horas que al menos 27 militares han sido detenidos y que puede que haya más detenciones.

Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, da algunas claves para entender este alzamiento. Explica que esto puede verse como una “expresión de descontento que no encontró respuesta en otras unidades militares”. Sobre la zona elegida para pronunciarse, dice que es llamativo que “no posee poder de fuego y está localizada en un lugar controlable”, así como que no hubo un manifiesto de los sublevados, “sino un exhorto a la población a salir a la calle”.

¿Qué puede pasar ahora? San Miguel explica que es difícil de prever. “Lo que es cierto es que hay un sistema político profundamente inestable en estos momentos. Esto tiene profundas consecuencias en la estructura militar.” Aclara algo clave para entender si el alcance que tiene esta sublevación y anteriores: “Hasta ahora no han habido expresiones de la oficialidad de comando, sólo las del Alto Mando Militar en apoyo a Maduro. Está por verse si la oficialidad media, con poder de fuego y comando de tropas, es capaz de expresarse frente a un previsible choque de trenes que está por ocurrir el 23 de enero”.

Ese día, chavistas y opositores saldrán de nuevo a las calles de Caracas en sendas marchas. Será entonces cuando se podrá ver si la oposición ha retomado el pulso de la calle, si el chavismo lo mantiene y si el descontento por la situación económica, política y social desborda la protesta.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios