LAS PAGÓ DE SU BOLSILLO

Trump invita a cenar en la Casa Blanca a un equipo de fútbol con 1.000 hamburguesas

El cierre parcial de la administración norteamericana también afecta a los cocineros de la mansión en la que vive el presidente, por lo que encargó comida rápida

Foto: Donald Trump, delante de los cientos de hamburguesas que ofreció a los Clemson Tigers en la Casa Blanca
Donald Trump, delante de los cientos de hamburguesas que ofreció a los Clemson Tigers en la Casa Blanca

Hasta 1.000 hamburguesas de McDonald’s, Wendy’s y Burger King, junto a patatas fritas, pizzas de Domino’s y ensaladas fue el menú que ofreció Donald Trump a sus invitados a cenar en la noche del lunes en la Casa Blanca. Y no eran unos invitados cualquiera: eran los Clemson Tigers, los campeones universitarios de fútbol americano.

Trump se encontró un problema: el cierre parcial de la administración provoca que miles de funcionarios no puedan acudir a su puesto de trabajo hasta que se solucione la situación. Eso afecta también a una buena parte del personal de la Casa Blanca, entre ellos los cocineros. Pero el presidente de los Estados Unidos tenía a todo un equipo de fútbol invitado a cenar en sus aposentos.

La salida del presidente no gustará a los nutricionistas, pero las imágenes demuestran que sí a sus invitados: encargó comida rápida a cuatro de las marcas más conocidas del país y llenó uno de los salones con cientos de hamburguesas, colocadas con mimo, eso sí, sobre bandejas de plata. También las patatas fritas, que se ofrecían en unos elegantes recipientes de papel con el sello presidencial.

La factura la pagó Trump

BuzzFedd recoge las palabras del presidente: "Tenemos al gran equipo de Clemson con nosotros pero, por el cierre de la administración, salimos a pedir comida rápida americana pagada por mí. Montones de hamburguesas y pizza, creo que les gustará más que cualquier otra cosa que les pudierámos dar. Y nos lo pasaremos muy bien”

La jefa de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, confirmó que el presidente “ha pagado personalmente para que en el evento hubiera la comida favorita de mucha gente”. Donald Trump se dirigió después a los deportistas, entrenadores y sus acompañantes y les aseguró que era mucho mejor encargar comida rápida que esperar que la primera dama hiciera unas ensaladas.

Muchos de los invitados subieron imágenes del festín calórico a sus cuentas en las redes sociales en las que se podía ver cómo los candelabros de la sala este de la Casa Blanca sí estaban encendidos. Incluso alguno de los jugadores dijo durante la cena que sus nutricionistas debían tomarse el día libre, ante el menú presidencial.

También se preguntó a Trump sobre cuál de todas era su marca de comida rápida favorita, aunque el presidente no se mojó: “Me gusta todo. Todo es bueno, excelente comida americana”.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios