SE ESTIMA QUE POR DEBAJO DE 800 MILLONES

El fondo soberano de Abu Dabi pone a la venta el mítico Edificio Chrysler

En su día, el dueño de la empresa Chrysler construyó una aguja en secreto para lograr tener el edificio más alto del mundo: casi noventa años después, se busca nuevo dueño

Foto: Abu Dabi pone a la venta el histórico Edificio Chrysler. (EFE)
Abu Dabi pone a la venta el histórico Edificio Chrysler. (EFE)

Los dueños del mítico Edificio Chrysler, uno de los más reconocibles del 'skyline' de Nueva York, han decidido que ha llegado el momento de ponerlo a la venta. Con casi un siglo de antigüedad, el icónico inmueble se ha quedado algo obsoleto, especialmente comparado con los rascacielos más reconocibles de norteamérica lo que ha llevado a sus propietarios, el fondo Mubadala, a buscarle una salida... eso sí, por menos de lo que pagaron en su día.

En 2008, Mubadala -que no solo es el fondo soberano de Abu Dabi, sino que está vinculado, entre otros proyectos, al Manchester City- decidió pagar 800 millones para hacerse con el control del monumental rascacielos. Una década más tarde, los elevados costes de mantenimiento que tiene el edificio, junto al caro alquiler de los terrenos -cercano a los 30 millones de euros- han provocado que se ponga a la venta, según 'The Wall Street Journal'.

Según los expertos, todo hace indicar que Mubadala no tendrá sencillo recuperar la inversión que llevó a cabo hace una década para hacerse con el control del edificio, y que el precio que puede ofrecer el futuro comprador para hacer con su control será inferior a esos 800 millones. Por ello, el fondo de Abu Dabi ha pedido a la inmobiliaria CBRE Group que encuentre comprador para el Edificio Chrysler, que reconoce "recibir multitud de consultas", pero que no ha querido revelar el precio de venta.

El Edificio Chysler se inauguró en 1930. Diseñado por el arquitecto William van Alen, desde ese año hasta 1950 fue sede de la compañía de vehículos Chrysler. Y se llevó a cabo por el gran sueño del fundador de la empresa automovilística, Walter P. Chrysler: tener el edificio más alto del mundo. Pero cuando su construcción estaba a punto de terminar, se encontró con un inesperado problema: el recién inaugurado Bank of Manhattan Trust Building le superaba en altura.

Ante la posibilidad de no conseguir su ansiado logró, Walter P. Chrysler solicitó en secreto la construcción de una gigantesca aguja de acero para coronar el edificio y, así, superar a su rival. Finalmente, consiguió ser el edificio más alto del mundo... un logró que no le duró demasiado tiempo. En concreto, menos de un año, tiempo que tardó el Empire State Building en ver la luz y en convertirse, por méritos propios, en la construcción más alta del mundo.

A día de hoy, el Edificio Chrysler cuenta con 77 plantas, 32 ascensores y una altura toral de 319 metros. Aunque actualmente 'solo' puede presumir de ser el octavo edificio más alto de Estados Unidos, sigue teniendo el honor de ser la construcción de ladrillos más alta del mundo. En 1997, el grupo norteamericano Tishman Speyer se hizo con el control del edificio, hasta que en 2008 lo compró Mubadala: ahora, vuelve a estar a la venta. ¿Quién será el mejor postor?

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios