Nuevo mínimo en las relaciones

Washington reduce el estatus diplomático de la delegación de la UE en EEUU

La Unión Europea busca calmar los ánimos mientras intenta evitar un conflicto comercial con la Administración Trump

Foto: El presidente de EEUU, Donald Trump, habla ante los medios a su regreso a la Casa Blanca, en Washington. (EFE)
El presidente de EEUU, Donald Trump, habla ante los medios a su regreso a la Casa Blanca, en Washington. (EFE)

Por sorpresa. Así pilló a la Comisión Europea la degradación del estatus diplomático de la delegación de la Unión Europea en los Estados Unidos. Bruselas ni siquiera sabe cuándo decidió el Departamento de Estado americano que la representación europea en el país pasara de ser considerada ‘Estado miembro’ a ‘organización internacional’. ¿Por qué? Nadie desde Washington informó a la UE.

“No se nos notificó ningún cambio”, señaló este martes una portavoz de Federica Mogherini, alta representante de Exteriores de la UE, quien recordó “que la puesta en marcha del Tratado de Lisboa reforzó sustantivamente el estatus de la UE en las relaciones exteriores y esto está ampliamente reconocido por la mayoría de los países en todo el mundo”.

Las principales consecuencias son protocolarias: los diplomáticos europeos tendrán un acceso más restringido a los actos oficiales

Bruselas estudia ahora cuáles son las consecuencias para su delegación en los Estados Unidos. Las principales son protocolarias: los diplomáticos europeos, al tener ahora un menor rango, tendrán un acceso más restringido a los actos oficiales del Gobierno estadounidense.

Sin embargo, esta última decisión por parte de Washington refleja el deterioro progresivo de las relaciones entre la UE y EEUU. Solo unas semanas antes de que los servicios europeos se dieran cuenta del cambio de estatus diplomático de su delegación, Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano, llevó las relaciones a un nuevo mínimo.

Pompeo se preguntó, durante un discurso realizado en la capital comunitaria el pasado 4 de diciembre, si la Unión Europea estaba “garantizando que los intereses de los países y sus ciudadanos están por delante de los de los burócratas en Bruselas”. El secretario de Estado criticó organizaciones internacionales como Naciones Unidas y la UE, un mensaje que sigue la línea marcada por el presidente estadounidense, Donald Trump, que en julio calificó la UE como un “enemigo” en el campo del comercio.

La UE templa los ánimos

En cualquier caso, en Bruselas nadie quiere dar especial importancia a los últimos acontecimientos. Al menos no públicamente, especialmente cuando Cecilia Malmström, comisaria de Comercio, se encuentra en Estados Unidos para intentar prolongar la paz comercial instaurada este verano y garantizar que Washington no inicia una guerra comercial con la que siempre ha amenazado pero que por ahora se ha podido evitar.

Pero las diferencias van más allá del comercio. Los choques entre la UE y EEUU se han dado en otros campos: recientemente, con la salida estadounidense del acuerdo nuclear con Irán que los socios europeos siguen defendiendo, pero también en otros aspectos, como su relación con Palestina o su retirada del Acuerdo del Clima de París.

Los líderes europeos se han hecho ya a la idea de que el presidente americano es impredecible y cualquier encuentro personal con él genera un riesgo enorme para las relaciones entre ambos bloques. Así se demostró durante la última cumbre de la OTAN, en la que Trump atacó directamente a la canciller alemana, Angela Merkel, o en el último encuentro del G-7 en Canadá, que acabó con el presidente de EEUU sin suscribir las conclusiones e insultando a su homólogo canadiense. Es la nueva normalidad en la capital comunitaria y diplomáticos y funcionarios hablan ya de ello con una naturalidad que contrasta con la estupefacción del comienzo del mandato de Trump.

Sin embargo, la prioridad en Bruselas sigue siendo mantener la calma y evitar la confrontación para que las relaciones entre EEUU y la UE no se vean más dañadas en el largo plazo. La portavoz de Mogherini quiso pasar por encima de Trump, señalando que la relación entre la UE y EEUU está por encima de cómo están “evolucionando las relaciones transatlánticas”. “Los lazos entre Europa y Estados Unidos se extienden más allá de Washington”, sentenció.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios