la 'premier' vende humo en busca de apoyos

El Parlamento obliga al Gobierno de May a presentar un plan B del Brexit en tres días

El Gobierno británico deberá presentar un plan B del Brexit en tres días si el Parlamento rechaza el Acuerdo de Retirada el próximo martes, la opción más probable ahora mismo

Foto: Manifestantes a favor y en contra del Brexit ante el Parlamento británico. (Reuters)
Manifestantes a favor y en contra del Brexit ante el Parlamento británico. (Reuters)

El Gobierno británico deberá presentar un plan B del Brexit en tres días si el Parlamento rechaza el Acuerdo de Retirada el próximo martes. Una enmienda aprobada hoy en la Cámara de los Comunes -308 votos a favor y 297 en contra- recorta 18 días el tiempo de reacción del Ejecutivo de la primera ministra, Theresa May, si su pacto no pasa el trámite parlamentario, la opción más probable ahora mismo.

La aceptación de la iniciativa presentada por el 'tory' Dominic Grieve -líder de la revuelta proUE- causó un gran revuelo entre diputados conservadores, que alegaron que no se conocen precedentes sobre enmiendas a la agenda parlamentaria propuesta por el Gobierno.

Mientras, la primera ministra británica ha lanzado su último órdago en busca de apoyos para la trascendental votación del acuerdo del Brexit. May ha anunciado que el Parlamento podrá votar sobre si alargar el periodo de transición del Brexit o activar la salvaguarda irlandesa, si el Reino Unido y la Unión Europea no han llegado a un acuerdo comercial para finales de 2020. Dicha salvaguarda, conocida como el "backstop" irlandés, es el principal escollo para que los diputados euroescépticos apoyen el Acuerdo de Retirada consensuado entre la 'premier' y los Veintisiete.

May hizo este anuncio en la sesión semanal de preguntas y respuestas a la primera ministra con el fin de recabar apoyos para su acuerdo, que comenzará a debatirse esta tarde en la Cámara de los Comunes y que será sometido a votación en Westminster el próximo martes. No obstante, la propuesta de la 'premier' no es legalmente vinculante si no se ha acordado con Bruselas y May no ha especificado si cuenta con el visto bueno de la UE.

A días de la votación, la mayoría de la Cámara de los Comunes sigue en contra del acuerdo, especialmente por el mencionado "backstop" irlandés, la salvaguarda para evitar frontera dura en Irlanda, en virtud de la cual el Reino Unido se mantendrá en una unión aduanera común hasta que se llegue a un nuevo acuerdo comercial con la UE. Para los euroescépticos, supone seguir 'atados' a Bruselas. Aunque May ha prometido cambios en el "backstop", en la última cumbre europea del año los Veintisiete dejaron claro que no había opción de reabrir las negociaciones.

Hasta la fecha, la UE ha reiterado que no está dispuesta a renegorciar el Acuerdo de Retirada ni a implementar cambios legalmente vinculantes. En todo caso, aceptaría realizar aclaraciones sobre la duración del "backstop" pero, tal y como está redactado el pacto del Brexit, Reino Unido no puede abandonar la salvaguarda de forma unilateral.

Por otra parte, May también ha prometido que Irlanda del Norte tendrá veto en cualquier normativa que se implemente en la provincia británica. El propio DUP -el partido unionista que sostiene a la primera ministra en el Parlamento desde que perdió la mayoría absoluta- ha calificado de "farsa" la propuesta por no ser legalmente vinculante.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios