EL AGRESOR TIENE SÓLO 22 AÑOS

Trata de volver a China después de envenenar a su compañero de habitación

Le administró talio, un tipo de metal que se usó en los años 70 en Estados Unidos como veneno para ratas, en las comidas y bebidas

Foto: El acusado trató de coger un avión para regresar a China (Reuters/Erik De Castro)
El acusado trató de coger un avión para regresar a China (Reuters/Erik De Castro)

Yukai Yang, de 22 años, fue detenido en un aeropuerto de Pennsylvania cuando intentaba coger un vuelo con destino a China. El problema es que estaba en libertad bajo fianza después de haber intentado, según la policía, envenenar a su compañero de habitación, por lo que no le permitieron salir de Estados Unidos.

Yang es un exestudiante de la Universidad de Lehigh y actualmente cursaba un posgrado en química. Sus conocimientos en esa materia le sirvieron para intentar matar a su compañero de cuarto, Juwan Royal. Lo hizo lentamente y de manera discreta, pero su plan se vino abajo cuando la víctima comenzó a temblar y vomitar y terminó acudiendo a un hospital.

Los análisis que le practicaron dieron positivo en talio, un tipo de metal que se usó en los años 70 en Estados Unidos como veneno para ratas. Yang habría utilizado esa sustancia en las comidas y bebidas de su compañero dadas sus características, ya que es inodoro e insípido.

Quería huir a China

El fiscal del distrito de Northampton, John Morganelli, aseguró a ABC News que Yang puso en práctica su plan "durante un período de tiempo en el que añadió pequeñas cantidades de veneno a los alimentos y bebidas que había en el frigorífico. Comprobamos un comportamiento extraño por parte de este joven".

Además, Yang ya se enfrentaba a una acusación por ‘ intimidación étnica’ después de que, supuestamente, hubiera escrito un graffiti racista en el dormitorio de su compañero la pasada primavera. Por su parte, Juwan Royal ha conseguido graduarse después de abandonar el hospital, aunque "aún experimenta secuelas físicas producto del envenenamiento”.

Según Morganelli, Yang se entregó a la policía de Belén, en Pennsylvania, y fue acusado de intento de homicidio, asalto agravado, asalto simple y peligro imprudente. Morganelli ha pedido al juez que ordene su detención sin fianza para que no se repita el intento de fuga.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios