dimite james mattis, JEFE DEL PENTÁGONO

Trump pierde a una de las 'estrellas' de su Gobierno por la retirada de Siria

La marcha de James Mattis, una de las figuras más elogiadas de la Administración Trump, se produce tras meses de desencuentros con el presidente, que le definió como "una especie de demócrata"

Foto: El general James Mattis habla con militares estadounidenses en Kandahar, Afganistán. (Reuters)
El general James Mattis habla con militares estadounidenses en Kandahar, Afganistán. (Reuters)

Donald Trump pierde a uno de los miembros más elogiados de su Gobierno tras meses enfrentamientos por la reducción de tropas en Afganistán y Siria. El general James Mattis, jefe del Pentágono, ha presentado su dimisión como secretario de Defensa, tras meses de encontronazos con el presidente y un día después de que la Casa Blanca anunciara la salida de las tropas estadounidenses de Siria.

La inesperada renuncia de este general del Cuerpo de Marines llega una día después de que Trump dejase estupefactos a los aliados de EEUU y desautorizase a sus asesores, Mattis incluido, con su decisión de retirar a las tropas de Siria -alrededor de 2.000 efectivos-, justificada con el argumento de que el Estado islámico ya ha sido derrotado. Tanto el Pentágono como el Departamento de Estado insisten desde hace meses en que la lucha contra Daesh está lejos de terminar.

En su carta de dimisión, dirigida a Trump, Mattis se muestra crítico con la gestión del presidente, quien "tiene derecho" a disponer de un secretario de Defensa con puntos de vista más "alineados" con su visión. "En tanto que EEUU permanece como la nación indispensable en el mundo libre, no podemos proteger nuestros intereses o servir ese papel de manera efectiva sin mantener alianzas fuertes y mostrar respeto a esos aliados", indica Mattis. "Como usted -agrega-, he dicho desde el principio que las fuerzas armadas de Estados Unidos no deberían ser el policía del mundo. En vez de esto, debemos usar todas las herramientas del poder estadounidense para proporcionar una defensa común, incluyendo proporcionar liderazgo efectivo a nuestras alianzas".

En la misiva, Mattis expresa su creencia de que EEUU debe ser "resuelto y no ambiguo" a la hora de tratar con "aquellos países cuyos intereses estratégicos están en tensión creciente" con Washington, como Rusia y China. En suma, "porque usted tiene derecho a tener un Secretario de Defensa cuyos puntos de vista estén mejor alineados con los de usted en estos y otros asuntos, creo que está bien que renuncie al cargo. La fecha final de mi ejercicio es el 28 de febrero, 2019", subrayó.

La marcha de Mattis se produce tras meses de desencuentros con Trump, que ha llegado a definir al general como "una especie de demócrata". Durante este tiempo, las concesiones a Corea del Norte, los rumores de una salida precipitada de las tropas desplegadas en Siria, las palabras amables hacia el Kremlin y las constantes críticas a la OTAN han acabado erosionando la relación entre el presidente y su secretario de Defensa.

La salida de Mattis de Defensa es el cuarto cambio en la Administración de Trump desde las elecciones "midterm" del pasado 6 de noviembre, ya que se suma a la marcha del secretario de Interior, Ryan Zinke; a la del jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly; y la del fiscal general Jeff Sessions. Además, recientemente el mandatario nominó al general Mark Milley como nuevo jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, para sustituir a Joseph Dunford, que ocupa ese cargo desde 2015, cuando fue designado por el exmandatario Barack Obama (2009-2017).

En esta línea, el 7 de diciembre, Trump también anunció la nominación de Heather Nauert, hasta ahora portavoz del Departamento de Estado, como nueva embajadora ante las Naciones Unidas en sustitución de Nikki Haley, que comunicó su salida en octubre.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios