UK prepara el mayor cambio en política migratoria en 40 años: estas son las claves
  1. Mundo
EL PLAN PARA LA INMIGRACIÓN POST-BREXIT

UK prepara el mayor cambio en política migratoria en 40 años: estas son las claves

El objetivo: establecer un sistema basado únicamente en la cualificación profesional y "reducir la migración neta a unos niveles sostenibles”. Estos son los puntos más importantes del plan

Foto: Trabajadores inmigrantes recogen uvas en un viñedo de Aylesford, en Kent. (Reuters)
Trabajadores inmigrantes recogen uvas en un viñedo de Aylesford, en Kent. (Reuters)

Reino Unido prepara el mayor cambio en política migratoria en cuatro décadas. El objetivo: establecer un sistema basado únicamente en la cualificación profesional y reducir la entrada de extranjeros a menos de 100.000 personas al año, una vieja promesa del Gobierno de Theresa May -incluida, además, en el manifiesto del Partido Conservador-. El “libro blanco” para la inmigración post-Brexit que presentó este miércoles el Ejecutivo esboza “un sistema que reducirá la migración neta a unos niveles sostenibles”, según el Ministerio del Interior.

Los datos del Gobierno cifran dicha migración neta en 273.000 personas durante el último año, un número “muy alto” según dijo ayer Sajid Javid, titular de Interior, durante la presentación del nuevo plan. Por ello, Londres lanza un “sistema único, basado en las habilidades” en el que los trabajadores dejarán de tener preferencia por su país de origen. El nuevo sistema, que el Ejecutivo pretende aplicar a partir de 2021, no impone un límite al número de inmigrantes cualificados pero fija un sueldo mínimo de 33.000 euros anuales para quienes soliciten un visado de cinco años.

Estos son los puntos más importantes del plan para la inmigración, la cuestión clave para que la sociedad británica apoyase la salida de la Unión Europea. Todo cuando el Reino Unido del Brexit ya ha dejado de ser atractivo para los inmigrantes: llegan menos y se van más.

Los objetivos del plan

No habrá límite en la cifra de trabajadores cualificados -aunque tendrán que conseguir una oferta de empleo antes de entrar en el país- pero el nuevo sistema tiene unos objetivos claros: “En línea con el compromiso de reducir la migración neta anual a niveles sostenibles según lo establecido en el manifiesto del Partido Conservador, en lugar de los cientos de miles que hemos visto de manera constante en las últimas dos décadas”, señala el “libro blanco”.

Aunque el ministro del Interior afirmó ayer que el documento no incluye un “objetivo específico” sobre la reducción del número de extranjeros que llegan al país, el objetivo que se ha marcado el Gobierno es rebajarlo a menos de 100.000 al año -una promesa presente en los manifiestos del Partido Conservador para las últimas tres elecciones y que pocos consideran creíble-.

Foto: Manifestantes sostienen una bandera británica y otra de la UE durante una protesta ante el Parlamento británico. (Reuters)

Trabajadores de baja cualificación

El “libro blanco” intenta calmar los temores de los empresarios -especialmente de aquellos vinculados a la construcción y la asistencia social- al indicar que los trabajadores poco cualificados de la UE podrán solicitar visados de corto plazo por un máximo de un año. Después, tendrán que abandonar el país durante 12 meses antes de presentar una nueva solicitud. Así se pretende evitar que estos inmigrantes trabajen en el Reino Unido de forma permanente.

Quienes utilicen este sistema no podrán llevar a sus familiares al Reino Unido.

La Confederación de la Industria Británica (CBI) ya pidió en el pasado que no se impongan límites a la inmigración ante el temor de reducir la llegada de trabajadores poco cualificados que son vitales para ciertos sectores.

Sin acceso al sistema de bienestar

Los inmigrantes que lleguen al Reino Unido bajo el nuevo sistema “no tendrán derecho a acceder a fondos públicos o a fijar su residencia” en el país, afirmó ayer el ministro del Interior.

Salario de 33.000 euros anuales

Se establece un sueldo mínimo de 33.000 euros anuales para los trabajadores cualificados que soliciten un visado de cinco años, pero esta medida se aplicará durante un periodo de prueba de 12 meses. Podría cambiar si el Gobierno de May cede ante las presiones de los empresarios, que consideran que este mínimo salarial es demasiado elevado para la mayoría de los sectores.

Foto: Manifestantes a favor y en contra del Brexit discuten ante el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)

Ciudadanos de la UE residentes en Reino Unido

Los tres millones de ciudadanos de la UE que ya residen en el Reino Unido -entre ellos alrededor de 200.000 españoles- y quieran permanecer en el país deberán registrarse para obtener un nuevo “estatus de asentado”. Tendrán hasta junio de 2021 para hacerlo siempre que haya un periodo de transición tras el Brexit. Es decir, si hay salida del bloque con acuerdo.

Visitantes de la UE

Los visitantes procedentes de la Unión Europea recibirán un trato especial y no se les exigirá que obtengan una visa antes del viaje. El Gobierno de Theresa May espera que la UE aplique la misma medida para los británicos.

Reino Unido Unión Europea Theresa May Inmigración Brexit
El redactor recomienda