AUNQUE CON IMPORTANTES requisitos

Alemania abre sus puertas a más de un millón de trabajadores inmigrantes

El país germano necesita apoyarse en la inmigración de fuera de la UE para poder hacer frente a todas sus necesidades laborales

Foto: El gobierno alemán asegura que el país necesita 1,2 millones de trabajadores (EFE/Alexander Becher)
El gobierno alemán asegura que el país necesita 1,2 millones de trabajadores (EFE/Alexander Becher)

El Consejo de Ministros alemán ha aprobado dos proyectos de ley para reglamentar la inmigración de trabajadores de países de fuera de la Unión Europea y cubrir las carencias de mano de obra que afectan a su país. Para el ministro de Economía, Peter Altmeier, “es un día histórico. Hemos logrado dejar atrás treinta años de debates ideológicos sobre una ley de inmigración".

Por su parte, el ministro del Interior, Horst Seehofer, asegura que “sabemos que la economía alemana necesita mano de obra de terceros países. Naturalmente primero hay que recurrir al potencial que hay en Alemania y en la UE pero eso no es suficiente”.

El primero de los dos proyectos abre la posibilidad a ciudadanos de países de fuera de la UE a buscar trabajo en Alemania, aunque con importantes requisitos: deben tener conocimientos del idioma, una formación laboral o universitaria que haga pensar que puedan integrarse en el mercado laboral y el dinero suficiente para permanecer en el país por sus propios medios durante seis meses buscando trabajo: "Queremos inmigrantes que ocupen puestos de trabajo y no que vengan a cobrar el seguro de paro", señala Seehofer.

Una segunda oportunidad

El segundo proyecto apunta a los solicitantes de asilo cuya petición haya sido rechazada pero que por diversas razones no pueden ser expulsados del país y hayan hecho progresos en su integración. Con el cumplimiento de ciertos criterios -haber trabajado al menos 18 meses, no haber delinquido y que no haya dudas sobre la identidad- a esas personas se les otorgará un permiso temporal de trabajo que, tras 30 meses, se puede convertir en definitivo.

Según Seehofer, esa medida afecta a un grupo al que actualmente pertenecen cerca de 180.000 personas.

El ministro de Trabajo, Hubertus Heil, ha recordado que actualmente en Alemania hay 1,2 millones de puestos de trabajo que no pueden ser ocupados por falta de personal capacitado. Para solucionar el problema, el Gobierno ha desarrollado una estrategia con tres pilares.

El primero es mejorar el potencial que hay en Alemania; el segundo, la aportación de los trabajadores de la UE, sin los cuales, según Heil, la economía alemana habría frenado su crecimiento; y, finalmente, las dos leyes de inmigración que tendrán que pasar ahora el trámite parlamentario. Con respecto al segundo proyecto, que afecta a los refugiados, Heil señaló que "lo fundamental es que no expulsemos a la gente equivocada".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios