cinco años de prisión

No van a la cárcel por llamar a su hijo Hitler: pertenecen a un grupo inspirado en Falange

Pertenecían a un grupo neonazi prohibido en Reino Unido en 2016 y que tenía como modelos a seguir a figuras como el fundador de La Falange española, José Antonio Primo de Rivera

Foto: Una pareja de neonazis condenada a más de 5 años de prisión en reino unido
Una pareja de neonazis condenada a más de 5 años de prisión en reino unido

Este jueves los medios de comunicación de media Europa se hacían eco de la condena a más de cinco años de prisión a una pareja de neonazis británicos, si bien no en todos los titulares se veía clara la razón de esta sentencia. Algunos apuntaban a que la razón por la que el juez había ordenado enviarlos a prisión durante más de un lustro era que habían decidido poner a su hijo el nombre del nazi más conocido de la historia, Adolf Hitler. Si bien esto parece ser cierto, no es motivo suficiente para condenar a alguien a más de cinco años de cárcel en Reino Unido.

La pareja condenada está formada por Adam Thomas (22) y Claudia Patatas (38) —precisamente los apellidos de la pareja han dado el tono de humor al nombre completo de su hijo, si en Reino Unido los hijos asumieran los dos apellidos de los progenitores (Adolf Hitler Thomas Patatas), provocando numerosos 'memes' en las redes sociales—. Los dos residen en Banbury, localidad ubicada al norte de Oxford, entre Birmingham y Londres. No obstante, no han sido condenados por ponerle Adolf Hitler a su hijo, sino por pertenecer a un grupo terrorista. Tal y como se puede ver en la ficha del caso del Tribunal de Birmingham, donde han sido juzgados, el juez Melbourne Inman, la mujer, Claudia Patatas, ha recibido una sentencia a cinco años de cárcel tras ser "declarada culpable de pertenecer a una organización prohibida (National Action)".

Thomas, por su parte, ha sido condenado a seis años y medio, y otras cuatro personas a diferentes penas por la misma razón: pertenecer a Acción Nacional. Durante el procedimiento, el jurado escuchó algunos datos que ofreció el juez acerca de esta pareja, como el nombre que habían elegido para su hijo, o cómo habían publicado diferentes fotografías con el niño recién nacido siendo acunado vestido como si fuera un miembro del Ku Klux Klan. "Usted (por Claudia Patatas) fue tan extrema como Thomas en sus puntos de vista y en sus acciones. Actuaron juntos en todo lo que pensaron, dijeron e hicieron, tanto al elegir el nombre de su hijo como al sacar esas inquietantes imágenes rodeados de simbología nazi", dijo el juez.

No obstante, la razón de la condena a los seis procesados es la misma: la pertenencia a Acción Nacional, una organización que fue prohibida en 2016, cuando en el Ministerio del Interior estaba la conservadora Amber Rudd. "Este grupo despierta el odio, glorifica la violencia y promueve una ideología vil. No tiene ningún tipo de lugar en un Reino Unido que funcione para todos", dijo Rudd, según declaraciones recogidas por CNN.

¿Qué es Acción Nacional?

El juez explicó en el proceso que Acción Nacional tenía "objetivos horribles", entre los que se encontraba su intención de "derrocar la democracia mediante la violencia y los asesinatos, la imposición de un estado nazi que acabaría con sectores enteros de la sociedad y asesinatos en masa", y resaltó la necesidad de que la sociedad británica conozca la autopromoción que se hacía este grupo, para que vean "qué tipo de vida habría en este país si su organización alcanzara sus objetivos". "La gente tiene derecho a saber a qué les gustaría someterlos". ¿Pero a qué? Hace más de un año, ITV News publicó unas imágenes en exclusiva de antiguos miembros de la organización, ya disuelta, en un "campo de entrenamiento secreto de extrema derecha".

El grupo nació en 2013 de manera secreta, y prohibía a sus miembros hablar abiertamente acerca de la organización. Gracias a la Ley de Terrorismo aprobada en el país hace casi dos décadas, el Gobierno británico suspendió las actividades de Acción Nacional en diciembre de 2016, convirtiéndose en el primer grupo de extrema derecha prohibido desde la Segunda Guerra Mundial. Dos años antes de su prohibición, el diario 'The Huffington Post' entrevistó a uno de sus miembros, bajo el seudónimo 'Tom', quien dio una lista de algunos de sus modelos a seguir. José Antonio Primo de Rivera, hijo del dictador Miguel Primo de Rivera y fundador de la Falange española, es uno de ellos. "Los miramos (a Primo de Rivera y otros) y vemos una tradición que podemos seguir y aprovechar", dijo.

El propio 'Tom' explicó que el grupo se había fundado ante el vacío nacionalista en Reino Unido, dado que las juventudes del Partido Nacional Británico no estaban haciendo lo suficiente para llenar ese vacío. Sus miembros procedían de todo el país, desde Escocia a Londres, pasando por las Midlands, Essex o Yorkshire, y su objetivo era ser provocativo y "molestar a la gente".

Y... ¿qué papel tenía Claudia Patatas?

La madre del pequeño Adolf Hitler Thomas, Claudia Patatas, tiene un gran historial relacionado con el nazismo. Ya en Portugal, de donde es originaria, era considerada como simpatizante del nazismo cuando aún vivía en su país de origen, donde formaba parte de un grupo que cada año celebraba el cumpleaños de Hitler. Actualmente Patatas trabajaba como fotógrafa de bodas y eventos en la zona de Oxfordshire. La portuguesa fue detenida en enero de este año, tal y como confirmó el propio Gobierno luso, como sospechosa de querer "preparar e incentivar la ejecución de actos terroristas" en Reino Unido.

Su nombre completo es Cláudia da Silva Patatas, y en su página web profesional aseguraba que "no son ni la técnica ni la cámara lo que convierte a alguien en un gran fotógrafo, sino el alma que está detrás de las lentes y de la 'caja mágica'". Patatas habría viajado desde Lisboa a Reino Unido en abril de 2010, tal y como recoge un perfil elaborado por el diario portugués Expresso tras su detención, y se define a sí misma como "fan de Oscar Wilde, Nietzsche, Edgar Allan Poe y Fernando Pessoa". "Soy una fotógrafa muy tranquila, ponderada y amo lo que hago. Es un gran privilegio formar parte de un día de boda, o sacar fotografías de un recién nacido, o pasar el tiempo para captar imágenes de una familia".

Al momento de su detención, a principios de año, Portugal no tenía ningún dato acerca de Patatas, tanto es así que no figuraba en ningún registro en Portugal y no había ninguna vinculación de la misma con actividades de la extrema derecha portuguesa. En el juicio, no obstante, confirmó que sí, que celebraba el cumpleaños de Hitler cada año, incluso en Lisboa.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios