SE CONSTRUIRÁN 665 APARTAMENTOS

Pisos de lujo con vistas a Cádiz desde 40.000 euros: las polémicas VPO de Gibraltar

Se trata de seis torres situadas en primera línea de playa, divididas en construcciones de diferentes tamaños, bajo la promoción denominada Hassan Centenary Terraces

Foto:

¿Comprar una casa de lujo en Gibraltar con vistas a Cádiz? Pues si es llanito, desde hoy, ya puede hacerlo, después de que el Gobierno local haya abierto el plazo para solicitar la adquisición de los 665 apartamentos que se construirán en seis torres dentro de la promoción Hassan Centenary Terraces, que se levantarán en la cara este del Peñón, entre la Caleta y la playa del Levante... en el territorio del istmo sobre el que España no reconoce la soberanía británica.

Se trata de seis torres situadas en primera línea de playa, divididas en construcciones de diferentes tamaños, donde la más grande tendrá hasta 30 alturas. Todas las viviendas cuentan con balcones, aunque dependiendo de la elegida se ofrecen vistas hacia el mar o hacia la propia Roca. Ya se ha abierto el plazo para optar a su compra, eso sí, solo para los gibraltareños, aunque no se comenzarán a construir hasta junio de 2019 y no estarán acabadas hasta dos años y medio después.

Con precios que oscilan entre los 98.700 y los 375.000 euros —dependiendo de si la vivienda solicitada es de una o de hasta cinco habitaciones—, lo cierto es que la intención del Gobierno gibraltareño es que este proyecto se enmarque entre las viviendas asequibles del Peñón. ¿Cómo? El inquilino puede comprar el porcentaje que desee de la casa, mientras que del resto se hará cargo el propio Ejecutivo hasta el 50% del total, compartiendo la propiedad y, por tanto, dividiendo el precio a la mitad.

El principal problema de la construcción de las torres tiene que ver con el lugar sobre el que se levantarán. El proyecto, al menos según se puede ver en la idea inicial, se levanta sobre una serie de espigones con los que se ha conseguido ganar terreno al mar, donde se elevarían las seis torres y el 'parking' que acompaña a las construcciones. Pero el problema radica en a quién pertenece la soberanía de esas aguas, pues tanto España como Reino Unido se las atribuyen.

Mientras los británicos entienden que la Resolución III de la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar les hace poseedores del espacio marítimo circundante a Gibraltar —del que solo reclaman tres millas náuticas—, España se aferra a la firma del Tratado de Utrecht de 13 de julio de 1713. En aquel documento, ambos países solo acordaron el traspaso de las aguas del puerto y la propiedad del Peñón, por lo que la soberanía del agua sigue siendo un conflicto abierto.

Tal y como informó El Confidencial en su día, Gibraltar justifica la ubicación del proyecto en que se trata de un terreno en que se gana al mar "solamente elementos de defensa costera (seguridad contra olas, grandes mareas…)", pero el Peñón ha realizado rellenos de arena y rocas trasladados desde territorio español. Se trata de un área de unos 100.000 metros cuadrados que concitó la protesta diplomática en su día del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En fecha más reciente, en julio de 2013, Gibraltar arrojó a sus aguas 70 bloques de hormigón con la intención de construir un arrecife artificial. Estos terrenos ganados al mar provocaron el malestar en el Ejecutivo español, aunque el Gobierno de Gibraltar dice que la estructura submarina del arrecife "no se coloca en terrenos ganados al mar ni con ellos se gana terreno alguno al mar". Ahora, la cara este del Peñón contará con seis nuevas torres con vistas hacia España.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios