el confidencial localiza a un testigo

Un español en el tiroteo de Estrasburgo: "Ha sido como estar en una ratonera"

Carlos Casla y su novia habían viajado a la ciudad francesa a pasar unos días cuando se han visto envueltos en el incidente, aunque han conseguido escapar y se encuentran a salvo

Foto: Las fuerzas de seguridad cercan el área del tiroteo. (Reuters)
Las fuerzas de seguridad cercan el área del tiroteo. (Reuters)

El Confidencial ha conseguido hablar con un español que se encontraba en el lugar del atentado que ha tenido lugar este martes por la noche en el mercadillo navideño de Estrasburgo.

Un español en el tiroteo de Estrasburgo: "Ha sido como estar en una ratonera"

"Estábamos en un restaurante tomando algo y hemos salido a la Grand'Rue, una calle que está a 120 metros de la plaza donde ha tenido lugar el tiroteo", cuenta Carlos Casla, que había ido con Marta, su novia, a pasar unos días a la ciudad. "Mientras subíamos por la calle hemos oído los disparos. En cuestión de segundos hemos visto a gente corriendo y nosotros también hemos empezado a correr. De pronto, hemos visto a un policía y una masa de gente huyendo en nuestra dirección mientras oíamos a una chica que gritaba ‘run, run [corred, corred]’. Ha sido angustioso. Nos hemos cruzado con militares que iban equipados con metralletas y que avanzaban en dirección opuesta a la nuestra”, relata.

“El objetivo era salir del centro de la ciudad. Y de pronto hemos aparecido en una zona en la que se concentran los hospitales en edificios pequeños. Allí no encontrábamos la salida, era como si estuviéramos en una ratonera. Cuando por fin hemos encontrado un sitio por el que seguir huyendo ha aparecido un grupo de gente avanzando hacia nosotros. Ante esta situación, al final le he dicho a mi novia que nos metíamos en uno de esos hospitales. Cuando hemos entrado, la gente del hospital no sabía qué estaba pasando; así que se lo hemos tenido que explicar y han cerrado las puertas del edificio y nos han habilitado una sala”, cuenta Carlos.

Algo más tranquilo, pero todavía con el miedo en el cuerpo, Carlos explica que “han cerrado toda la zona del hospital, está todo el perímetro acordonado y estamos esperando a que nos digan cuándo podemos salir”.

“El peor momento ha sido cuando no encontrábamos una salida porque pensaba que nos habíamos metido en una ratonera”, dice. “Ahora mismo estamos escuchando helicópteros porque tienen localizado al autor de los disparos en un barrio colindante con este”, señala. “Ha sido angustioso, hemos corrido como alma que lleva el diablo. Éramos un grupo de cuatro personas y durante la estampida hemos perdido a una chica. Estábamos muy asustados por ella, pero al final hemos conseguido contactar y por suerte estamos todos bien”.

Las autoridades españolas están difundiendo el teléfono de emergencias del consulado de España en Estrasburgo, si bien piden que no se utilice salvo en caso de emergencia grave.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios