sólo sufrió lesiones en el aterrizaje

La primera vez que vuela en ala delta y casi le matan: no le sujetaron con un arnés

Un vídeo muestra los angustiosos dos minutos y 14 segundos que un norteamericano pasó volando en un ala delta sin estar sujeto a nada

Foto: Así tuvo que mantenerse Chris durante más de dos minutos sin sujeción (Foto: YouTube)
Así tuvo que mantenerse Chris durante más de dos minutos sin sujeción (Foto: YouTube)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Chris Gursky es un norteamericano de Florida que decidió pasar sus vacaciones en Suiza. El primer día decidió ver el país helvético desde las alturas y contrató una experiencia inolvidable: un viaje en ala delta sobrevolando verdes parajes, espesos bosques y encantadores pueblecitos de montaña. Con lo que no contaba era con que ese viaje iba a llevarle al borde de la muerte.

El propio Chris ha subido el vídeo a su canal de YouTube y explica lo sucedido: "Era mi primera vez en ala delta y se convirtió en una experiencia cercana a la muerte ya que mi arnés de seguridad nunca estuvo enganchado al aparato".

La experiencia es aterradora: “Durante 2 minutos y 14 segundos tuve que sujetarme para salvar mi vida! El aterrizaje fue duro, pero viví para contar la historia”.

Chris tuvo que agarrarse a la barra de metal con su mano izquierda, mientras con la otra intentaba sujetarse al piloto del ala delta, provocando que el aparato no se pudiera estabilizar y llegando casi a perder el control. Afortunadamente, poco después de los dos minutos de vuelo el piloto pudo descender y casi a ras de suelo Chris se soltó, aunque el aterrizaje le provocó lesiones.

Sufrió un desgarro en el tendón del bíceps izquierdo y tuvo que someterse a una operación en su muñeca derecha después de sufrir la fractura distal del radio, que obligó a colocarle una placa de titanio y siete tornillos.

Piensa volver a volar

En declaraciones al Mail Online, Chris asegura que se escurrió nada más despegar y tuvo que sujetarse para no caerse: "Recuerdo que miré hacia abajo y pensé: se acabó. Estaba perdiendo sujeción con mi mano derecha, que agarraba una correa que tenía el piloto en el hombro derecho. Él trataba de descender y aterrizar, ya que sabía lo que la situación podría provocar”.

Así quedó la muñeca de Chris: con una placa de titanio y siete tornillos (Foto: YouTube)
Así quedó la muñeca de Chris: con una placa de titanio y siete tornillos (Foto: YouTube)

Chris continúa: “Mi mano izquierda estaba en la barra de aterrizaje y lentamente estaba perdiendo el agarre con mi mano derecha. El piloto me agarró la mano pero, como pasa en las películas, me iba soltando lentamente hasta que mi mano derecha se deslizó y agarré otra correa, pero esta también se me escapó”.

Pese a todo, Chris recuerda con cariño al piloto: “Cometió un grave error al no atarme el arnés antes de volar, pero después hizo todo lo posible para llevarme a tierra lo antes posible mientras me agarraba de la sujeción y volaba con la otra mano”.

Por si no hubiera tenido suficiente, Chris Gursky piensa volver a volar en ala delta: “No disfruté de mi primer vuelo”. Y eso que estuvo a punto de ser el último.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios