han detenido las obras mientras se investiga

La construcción de un hotel ecológico en China mata a 6.000 crías de esturión

Esta especie, cuya antigüedad se remonta a más de 140 millones de años, se encuentra en peligro crítico de extinción

Foto: La cría de esturiones chinos es vital para la supervivencia de la especie (EFE/Waltraud Grubitzsch)
La cría de esturiones chinos es vital para la supervivencia de la especie (EFE/Waltraud Grubitzsch)

En los años 70, las autoridades de Pekín lanzaron un programa para salvar al esturión chino, una especie con 140 millones de años de antigüedad y que se encuentra al borde de la desaparición. Casi medio siglo después se estima que apenas sobrevive un millar de ejemplares adultos, mientras varias piscifactorías del país intentan sacar adelante a miles de crías.

Una de esas granjas de peces es la que se encuentra en Hengshang, al oeste de Shanghái, en la provincia de Hubei. Muy cerca de ahí se está construyendo un puente sobre el río Yangtze que dará servicio a un nuevo hotel de lujo ecológico, pero parece que esas obras han sido determinantes para acabar con, al menos, 6.000 de esas crías de esturión chino.

Se sabe que estos peces son muy sensibles tanto al ruido como a las molestias y, según la web thepaper.cn, los peces podrían haber padecido estrés por las obras cercanas que afectarían al río y a la piscifactoría.

También han muerto 36 adultos

Esa misma web que cita la BBC aporta las declaraciones de uno de los científicos encargados del cuidado de los esturiones: asegura que además de las crías han muerto 36 adultos, peces de más de 20 años de edad que eran “extremadamente bonitos” y que descendían directamente del esturión salvaje.

El Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales chino ha iniciado una investigación en la que se ha descubierto que la construcción del puente había invadido ilegalmente una reserva natural, por lo que se apunta que habrá consecuencias penales para los implicados.

Los esturiones chinos pueden llegar a los cinco metros de longitud y a vivir más de 60 años, pero sólo se reproducen en contadas ocasiones a lo largo de su vida. Por eso, la muerte de las crías, que los funcionarios locales relacionan directamente con los “ruidos y cambios de las corrientes de agua”, ha provocado que se paralicen las obras mientras duran las investigaciones.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios