ve "riesgo" de incumplimiento

Bruselas pide a España más "medidas" para evitar el desvío presupuestario en 2019

"Pedimos a estos países que tomen medidas necesarias en su proceso presupuestario para asegurar que el presupuesto de 2019 cumplirá con las normas de disciplina fiscal europeas"

Foto: El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici (REUTERS)
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici (REUTERS)

"El borrador presupuestario presentado por España se encuentra en riesgo de incumplimiento". Lo advierte la Comisión Europea, tras analizar en detalle el borrador de los Presupuestos Generales del Estado presentado por el Gobierno para 2019. España es uno de los cinco países "que están en riesgo de no cumplir", en palabras del vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis. "Pedimos a estos países que tomen medidas necesarias en su proceso presupuestario para asegurar que el presupuesto de 2019 cumplirá" con las normas de disciplina fiscal europea, ha dicho.

Bruselas considera que los presupuestos suponen un "riesgo de un desvío signiticativo de la senda de ajuste" que España se ha comprometido con la UE a continuar. Y no solo eso, sino que el país tampoco hará los progresos esperados en la reducción de su deuda pública, que aún se mantiene en torno al 97 % del PIB este año. Por todo ello, la Comisión "invita a las autoridades a tomar las medidas necesarias", de manera que las cuentas de 2019 incluyan un mayor ajuste estructural y que éste permita ir reduciendo a un mayor ritmo la deuda.

Pese a todo, la Comisión espera poder dar carpetazo al expediente que aún tiene abierto a España por déficit excesivo, ya que se espera que cierre este año por debajo del límite europeo del 3 % del PIB, en concreto, en un 2,7 %. El problema es que, aunque el desvío mantenga una tendencia a la baja, no será al ritmo comprometido.

Gastos e ingresos: No salen las cuentas

Como ya adelantó la Comisión en sus recientes previsiones macroeconómicas de otoño, la clave del desacuerdo entre Bruselas y el Gobierno es que el primero es mucho más conservador a la hora de evaluar los ingresos y los gastos que se incluyen en el borrador presupuestario. España cree que, teniendo en cuenta todas las medidas, logrará un saldo neto equivalente al 0,4 % del PIB (unos 4.665 millones de euros).En cambio, la Comisión estima que ese saldo más bien será del 0,1 % (1.166 millones). Esa diferencia multimillonaria se explica porque en sus estimaciones "prudentes", la institución cree que con la tasa financiera y la tasa digital se recaudará en torno a un 20 % menos de lo dicho por el Gobierno.

Dombrovskis conversando con la ministra española de Economía, Nadia Calviño (EFE)
Dombrovskis conversando con la ministra española de Economía, Nadia Calviño (EFE)

También cree que la lucha contra el fraude fiscal dará unos rendimientos mucho menores de lo que espera el Ejecutivo, en concreto, de solo la mitad. Y que los ingresos adicionales que percibirán las arcas públicas gracias a la subida del salario mínimo no serán tan altos como las que se esperan: los 1.500 millones que se calculan en el presupuesto, Bruselas los deja en 1.000 millones. Tampoco coinciden los cálculos del Gobierno y la Comisión en lo que respecta a los gastos. El borrador presupuestario español los sitúa en un 0,2 % del PIB, mientras que Bruselas cree que serán una décima superior.

Con todos los números sobre la mesa, España cree que su esfuerzo estructural (sin tener en cuenta el ciclo económico) en la reducción del déficit será equivalente al 0,4 % del PIB, mientras que el Ejecutivo comunitario es mucho más prudente y cree que, de hecho, no será hecho ningún esfuerzo estructural. Todo esto, teniendo en cuenta que España tiene que cumplir con un 0,65 % de ajuste estructural el próximo y otro 0,65 % el siguiente. El Gobierno tenía pensado relajar este año el esfuerzo hasta el 0,4 % y pisar el acelerador el próximo, gracias a la flexibilidad que le permiten las normas. Pero con este análisis, no tiene margen.

Si hay cambios, habrá que volver a pasar por Bruselas

Si los presupuestos finalmente no se aprueban o si "hay cambios sustanciales" en el proceso parlamentario, tendrán que ser reenviados a Bruselas, ha recordado el comisario europeo de Asuntos Económicos, el socialista galo Pierre Moscovici. El Gobierno de Pedro Sánchez tiene complicado sacar adelante estos presupuestos. Incluso con la buena relación que, en palabras de Moscovici, mantiene la Comisión Europea con el Gobierno español. No en vano la ministra de Economía, Nadia Calviño, trabajaba en la institución hasta su nombramiento.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios