"la imagen de la gran coalición es inaceptable"

Merkel no será canciller: anuncia que no optará a la reelección como líder de la CDU

Tras la derrota en Hesse, Merkel anuncia que no optará en diciembre a su reelección como líder de la CDU, partido que preside desde 2000, ni tampoco será candidata a canciller

Foto: La canciller alemana Angela Merkel durante una rueda de prensa en Praga. (Reuters)
La canciller alemana Angela Merkel durante una rueda de prensa en Praga. (Reuters)

La canciller alemana, Angela Merkel,, anunció hoy que no optará en diciembre a su reelección como líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU), partido que preside desde 2000, ni tampoco será candidata a canciller al final de la presente legislatura, en 2021. Merkel anunció hoy su decisión ante la cúpula del partido, un día después de las elecciones regionales de Hesse, donde los partidos de la gran coalición sufrieron grandes pérdidas.

"La imagen que da la gran coalición es inaceptable", admitió la canciller al anunciar su decisión, vinculada a los resultados obtenidos en unos comicios que calificó de "amargos" y que atribuyó "no al trabajo de nuestros amigos en Hesse" sino a los conflictos internos persistentes de su alianza de Gobierno en Berlín.

El partido conservador tiene previsto elegir a su nuevo líder en su congreso de diciembre. Hasta ahora, Merkel había sostenido que para ella la jefatura de la CDU y la cancillería eran dos cargos que debía ocupar la misma persona, mientras el partido esté al frente del Gobierno, y había declarado su intención de presentarse a la reelección el congreso que la CDU celebrará en diciembre. Se esperaba que Merkel, al frente de la formación desde 2000, optase a un nuevo mandato. Aunque hasta ahora no se habían lanzado candidaturas de peso en su contra, los sectores más conservadores de la agrupación estaban descontentos con los planes de la canciller.

La derrota en Hesse llega tan solo 15 días después de ver cómo su partido hermano bávaro, la Unión Cristiano Social (CSU), perdía la mayoría absoluta en Baviera. La canciller se ve así obligada a digerir un segundo revés que, aunque no llegue a costarle a la CDU la presidencia de la región occidental que viene ostentando ininterrumpidamente desde 1999, tendrá efectos en el Gobierno de coalición en Berlín.

Merz da un paso al frente

El castigo en las urnas tanto de la CDU como del SPD en Hesse se percibe a todas luces como una expresión del descontento de la población con la política de Berlín, apenas un año después de las generales y cuando solo han transcurrido siete meses de que Merkel lograra formar Gobierno con los socialdemócratas tras arduas negociaciones. Los analistas insinuaron en los últimos días que los malos resultados de la CDU y del SPD podrían conducir a una ruptura prematura del Ejecutivo en Berlín y precipitar la despedida política de Merkel.

Ahora, el expresidente del grupo parlamentario Friedrich Merz se ha mostrado dispuesto a asumir la jefatura "si el partido así lo quiere", también según medios. Merz es considerado como un representante del ala conservadora del partido y había abandonado la primera línea de la política después de que en 2002 Merkel, ya siendo presidenta del partido, asumiese el liderazgo del grupo parlamentario para convertirse así en la jefa de la oposición frente al último Gobierno de Gerhard Schröder.

Otra candidatura que se baraja es la de la actual secretaria general de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, vista por muchos analistas como la sucesora designada de Merkel.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios