crisis venezolana

"Si Sánchez mete alimentos y vacunas en Venezuela será bueno negociar con Maduro"

José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch, cree que España puede jugar la baza del diálogo mientras el resto de Europa prosigue con su política de sanciones a Venezuela

Foto: José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch en América. (EFE)
José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch en América. (EFE)

José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la ONG Human Rights Watch para América, tarda unos minutos en contestar. Se está despidiendo de Lorent Saleh, activista venezolano recién liberado por el régimen de Nicolás Maduro y trasladado a España. La reunión con el expreso político es parte de la apretada agenda de su paso por Madrid. También se ha reunido con Juan Pablo de Laiglesia, Secretario de Estado de Exteriores y Asuntos Latinoamericanos. Ambas reuniones tienen un nexo en común: conocer la política del Gobierno de Sánchez en lo que concierne a Venezuela.

No han pasado ni 48 horas desde que el ministro Josep Borrell justificase la renuncia de España a sumarse a las sanciones de la Unión Europea contra el régimen de Maduro. Y, sin embargo, Vivanco, tremendamente crítico con las tareas de intermediación del expresidente José Luis Rodríguez Zatarero y gran adalid de las diversas sanciones para asfixiar al Ejecutivo venezolano, sorprende al otorgar al Gobierno español una "oportunidad de conseguir mediante un diálogo efectivo alguna solución práctica a la tremenda crisis humanitaria que se vive en ese país".

"Pedro Sánchez ha tenido una importancia decisiva en la liberación de Saleh, lo ha conseguido él", es lo primero que subraya Vivanco antes de explicar el por qué de su nueva visión de la tarea de España en el conflicto. "Hay que tener la mente abierta. No se trata de apostar fuerte a las sanciones y cerrarse a todo lo demás; ni decidir que lo bueno es el diálogo y aunque no dé frutos continuar", explica con cada vez más apasionamiento. "Ya hemos hecho toda clase de experimentos en ambos lados, por un lado ha mediado el Vaticano y ha habido muchas iniciativas, pero en todas ellas se ha demostrado que el Gobierno venezolano no tiene interés real en negociar, lo que quiere es distraer y ganar tiempo", sostiene, "pero tampoco podemos negarnos otras salidas que no sean solo las sanciones, aunque estas sean necesarias, si sirve para aliviar el éxodo y las terribles condiciones de vida que padecen allí".

Sería bueno que Sánchez descubriera alguna manera de acceder a los más pobres y poderlos atender sin que los que mandan roben la ayuda

Sin embargo, su optimismo con respecto a la mediación de Sánchez tiene sus matices: "Por ahora no sabemos si hay una idea sólida detrás", precisa. También insiste mucho en desmarcar esta opción de las tareas de mediación de Rodríguez Zapatero, a quien dedica muy pocos elogios: "Va por su cuenta y quiero creer que lo que haga el Gobierno español no tiene nada que ver con él. No tiene ninguna credibilidad y si estos intentos se están realizando conjuntamente con Zapatero no tienen ningún futuro", insiste. "En realidad, Zapatero no es un mediador, sino un representante de Maduro. Su falta de credibilidad es total", zanja.

"Pero el Gobierno de Sánchez tiene una oportunidad si actúa con inteligencia", explica el director de la ONG. "No es una ocasión para todos los países, los demás está bien que prosigan con las sanciones, pero España como tal, no como la Unión Europea, podría conseguir cosas que tuvieran algún efecto", continúa. "Si Sánchez descubre alguna manera de, teniendo contactos con el dictador, tener acceso a los más pobres y poderlos atender sin que los que mandan roben la ayuda sería algo bueno e importante", prosigue mientras coge carrerilla. Sin embargo, tampoco está muy confiado: "No sé si será de verdad o si todo esto lo único que busca es entibiar las reacciones de los demás países".

"No hay que tocar las sanciones, que deben proseguir, pero si España consigue meter alimentos , vacunas y medicinas básicas, habrá merecido la pena", concluye Vivancos, que cree que esa negociación no será "riesgosa".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios