DA TRES SEMANAS A ROMA

Bruselas rechaza el presupuesto italiano

"Por primera vez, la Comisión esta obligada a pedir a un país que cambie su borrador presupuestario", ha anunciado el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis

Foto: Pierre Moscovici y Valdis Dombrovskis. (EFE)
Pierre Moscovici y Valdis Dombrovskis. (EFE)

No han convencido ni las amenazas ni los razonamientos. La Comisión Europea (CE) ha tumbado el presupuesto presentado para 2019 por el Gobierno de Italia, habiendo dicho antes que supone un "desvío sin precedentes". Roma, pese a todo, ha optado por no cambiar una coma de un texto que elevará el déficit público el año que viene al 2,4% del PIB, en lugar de continuar con los ajustes estructurales que le exigen las normas de disciplina fiscal.

"Por primera vez, la Comisión esta obligada a pedir a un país que cambie su borrador presupuestario", ha anunciado el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis. El caso italiano es tan claro que Bruselas ha decidido rechazar de entrada el presupuesto presentado por el país tras analizarlo. Lo hace después de haber recibido las cuentas italianas hace una semana y de haber enviado, el pasado jueves, una advertencia clara a Italia. El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, incluso se desplazó a Roma para transmitir el mensaje en persona al ministro de Economía italiano, el independiente Giuseppe Tria, y tratar de calmar los ánimos. En vano: la réplica italiana llegó este lunes reafirmándose en sus posiciones.

"Las clarificaciones no son convincentes", ha explicado Dombrovskis, quien ha recalcado que el Gobierno transalpino tiene ahora un "máximo de tres semanas para presentar un nuevo plan". Al mismo tiempo, el vicepresidente de la CE ha recordado lo que suele olvidarse: que la Unión Europea, y la eurozona, está construida sobre una relación de "confianza" y que este tipo de actitudes dañan no solo a Italia sino a todo el conjunto.

Tanto a Bruselas como al resto de la eurozona —además de a los mercados— les preocupa especialmente el alto nivel de deuda italiana, que el año pasado llegó al 131,2% del PIB, con lo que se situó como la segunda más alta de la UE, solo por detrás de Grecia. No solo eso, sino que también es una de las más elevadas del mundo, ha recordado Dombrovskis. Es más, representa una carga de 37.000 euros por italiano —lo que supone en torno a 1.000 euros per cápita anuales por el coste de los intereses del pago de la deuda, acorde con Moscovici—.

La reacción italiana

Tras la rueda de prensa, un eurodiputado italiano de la Liga Norte, Angelo Ciocca, se levantó y fue directo a por los papeles de Pierre Moscovici. Acto seguido se quitó el zapato y empezó a 'pisotear' las hojas que contenían la negativa al presupuesto italiano. Unos minutos más tarde, el propio Ciocca tuiteó el vídeo y se jactó de su respuesta enfatizando que sus zapatos eran italianos.

Bruselas rechaza el presupuesto italiano

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios