se investigan las cuentas del partido

La Policía registra varias sedes de La Francia Insumisa y la casa de su dirigente

Fuentes próximas al caso indicaron a Efe que los registros son consecuencia de dos procedimientos preliminares abiertos por el Ministerio público

Foto: El líder del partido político La Francia Insumisa (LFI) y miembro del parlamento, Jean-Luc Mélenchon. (EFE)
El líder del partido político La Francia Insumisa (LFI) y miembro del parlamento, Jean-Luc Mélenchon. (EFE)

Varias sedes de La Francia Insumisa (LFI) y domicilios de algunos de sus dirigentes, incluido el de su líder, Jean-Luc Mélenchon, fueron registrados este martes en el marco de dos investigaciones lanzadas por la Fiscalía de París sobre las finanzas de esta formación izquierdista. Fuentes próximas al caso indicaron a Efe que los registros son consecuencia de dos procedimientos preliminares abiertos por el Ministerio público.

El primero de esos asuntos se centra en una denuncia de que La Francia Insumisa empleó supuestamente como asistentes de sus diputados en el Parlamento Europeo a personas que en realidad trabajaban para el partido. Se trata en este caso de determinar si hubo malversación de los fondos europeos para misiones distintas a las que justificaban su asignación.

La segunda investigación tiene que ver con las cuentas de campaña de Mélenchon en las elecciones presidenciales de 2017, después de que el presidente del órgano de supervisión señalase posibles irregularidades. El líder del movimiento izquierdista, que compareció ante la prensa junto a otros de los dirigentes de LFI, denunció una operación dirigida por el Gobierno y por el presidente, Emmanuel Macron, y subrayó que el objetivo es "intimidar" y "criminalizar" su acción política.

Mélenchon contó que ocho investigadores se presentaron en su casa a primera hora de la mañana y le cortaron el teléfono mientras procedían al registro. "No estamos en un Estado democrático normal", se indignó Mélenchon, que cargó en particular contra la ministra de Justicia, Nicole Belloubet. En un comunicado, LFI consideró los registros un "ataque sobre la base de elementos fantasiosos" y arguyó que el procedimiento sobre el presunto uso fraudulento de fondos europeos se asienta en la denuncia de Sophie Montel, una representante "de extrema derecha".

Asimismo, indicó que las cuentas de campaña de Mélenchon para las presidenciales recibieron la validación de la comisión de supervisión "sin ninguna irregularidad", algo que no ha conseguido Macron, a quien "se han señalado irregularidades". LFI se quejó de doble rasero porque la Comisión Nacional de las Cuentas de Campaña (CNCCFP) no ha abierto ninguna investigación contra el jefe del Estado.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios