pretende mantener vivo el acuerdo nuclear

El 'trueque soviético' de la UE para esquivar las sanciones a Irán (y por qué no funcionará)

La Unión Europea va a estrenar el SPV, un mecanismo para intercambiar bienes con Irán y sortear las sanciones de EEUU. Los expertos creen que tendrá un efecto muy limitado

Foto: Foto de archivo de Federica Mogherini y Javad Zarif, ministro de exteriores iraní. (Reuters)
Foto de archivo de Federica Mogherini y Javad Zarif, ministro de exteriores iraní. (Reuters)

Un barco repleto de barriles de petróleo iraní atraca en un puerto de Francia. Las compañías galas pagan en el SPV, una nueva entidad legal diseñada por la Unión Europea "para facilitar transacciones financieras" con Irán. El país persa, por su parte, usará el crédito acumulado para comprar máquinas o comida, porque la empresas europeas podrán ir al SPV a cobrar. ¿El objetivo? No usar dólares, evitar los bancos y proteger a compradores y vendedores de las sanciones de EEUU, que no quiere que nadie comercie con Irán.

A priori, este es el plan de la Unión Europea para mantener a Irán en el acuerdo nuclear. Es toda una declaración de intenciones geopolítica contra Estados Unidos y su omnipresente dólar: la joya de la corona de la diplomacia europea debe prevalecer y, por eso, se hará lo que sea para que Irán continúe por la vía multilateral. El SPV se estrenará antes de noviembre.

El "vehículo de fines especiales" (SPV por sus siglas en inglés) fue presentado hace unos días por Reino Unido, Francia, Alemania, la UE, China, Rusia y, por supuesto, Irán. Si no funciona, los iraníes han prometido que se retirarán del acuerdo nuclear. "Conscientes de la urgencia y de la necesidad de resultados tangibles, los participantes dieron la bienvenida a [...] un vehículo de fines especiales para facilitar los pagos relacionados con las exportaciones de Irán, incluido el petróleo, y las importaciones, lo que ayudará y tranquilizará a las empresas que realicen negocios legítimos con Irán", explicaron estos países en un comunicado. Pero, la pregunta es: ¿podrá el SPV europeo sortear las sanciones de Trump?

Un diseño "similar al de la Unión Soviética"

Los diplomáticos europeos describieron a 'Reuters' la propuesta del SPV como un "sistema de intercambio", similar al que usaba "la Unión Soviética en la Guerra Fría". El objetivo es triple: mantener el caudal de crudo iraní (representa más del 70% de sus exportaciones), ofrecer a Irán bienes de consumo y que el acuerdo nuclear siga en pie. Por su parte, Federica Mogherini, jefa de la diplomacia europea, ha asegurado que el SPV permitirá a las compañías europeas seguir comerciando con Irán "de acuerdo con la ley de la Unión Europea". Para Mogherini, octubre será el mes de los técnicos para cerrar los flecos, que no son pocos.

Una mujer pasando por una tienda en Teherán. (Reuters)
Una mujer pasando por una tienda en Teherán. (Reuters)

El principal problema al que se enfrentan es el manejo del dólar. Los negocios que se realicen con Irán implican a la moneda estadounidense y a los bancos centrales o comerciales. Por eso, las sanciones secundarias de Estados Unidos apuntan a cualquier empresa o banco involucrado en transacciones financieras con Irán. Para esquivarlas, Alemania, Francia y Reino Unido se han inventado un mecanismo multinacional, apoyado por la Unión Europea, para que sus empresas puedan llevar a cabo operaciones con Irán sin que las manos de este último toquen ningún dólar. Rusia y China harán lo mismo con el rublo y el yuan.

Escepticismo entre los expertos

Henry Rome, analista sobre temas iraníes para la consultoría de riesgo político Eurasia, explica a El Confidencial que el mecanismo europeo para evitar las sanciones de EEUU es simbólico: "No creo que tenga un verdadero impacto en la economía de Irán. Las aspiraciones del SPV son limitadas: una de ellas es que las pequeñas o medianas empresas, sin ningún tipo de exposición a los mercados de EEUU, puedan comerciar con Irán. También favorecerá que las empresas europeas puedan vender bienes humanitarios".

"Es poco probable que el SPV ayude a Irán a vender petróleo. Por lo tanto, creemos que se retirará del acuerdo nuclear en los próximos seis meses"

Pero se muestra escéptico con el alcance del SPV. "Es poco probable que ayude a Irán a vender su exportación más importante: el petróleo. Por lo tanto, creemos que Irán se retirará del acuerdo nuclear en los próximos seis meses tras la nueva ronda de sanciones de Estados Unidos en noviembre", sentencia Rome.

En la misma línea se sitúa Esfandyar Batmanghelidj, experto en diplomacia comercial iraní y fundador de Bourse & Bazaar, consultoría que monitoriza el desarrollo de la economía de Irán. Considera que el nuevo mecanismo europeo agilizará el comercio de bienes no sancionables con Irán, es decir, los bienes de consumo como comida o medicinas. Sin embargo, las operaciones serán más complicadas con los productos energéticos: "Las grandes empresas europeas podrán ser sancionadas por EEUU. Además, siendo del sector privado, carecen de las protecciones de las que sí gozan las refinerías estatales de países como India o China".

Un ejemplo reciente es el caso de Cepsa, la primera compañía europea en aterrizar en Irán después de que Obama levantara las sanciones en 2015. En cualquier caso, Cepsa anunció hace una semana el cese de las operaciones comerciales en la región por las sanciones impuestas por Estados Unidos (el 13% de sus importaciones de petróleo provienen de Irán).

Gran significado político

Preguntado por la futura efectividad del SPV, Batmanghelidj señala a este periódico que "tendrá un gran significado político, pero un impacto económico limitado". Mogherini, en su rueda de prensa, apuntó a Estados Unidos y no dudó en lanzarle un dardo: "Ningún país soberano u organización puede aceptar que alguien decida con quién puedes comerciar".

Ante esta situación, el analista iraní explica que la Unión Europea tiene que seguir exportando "bienes humanitarios" a la república islámica, mitigando "las restricciones impuestas por las sanciones de EEUU", descartadas por la reciente sentencia de la Corte de Justicia Internacional.

La pregunta es: ¿Hasta dónde llegará EEUU? Podría ampliar las sanciones a las empresas que realicen cualquier intercambio de bienes con Irán

El 4 de noviembre entrará en vigor la segunda ronda de sanciones de Donald Trump a Irán, que no parece saciado. "Después de eso, Estados Unidos buscará sanciones adicionales, más estrictas que nunca, para contrarrestar todo el mal comportamiento de Irán". La pregunta es: ¿hasta dónde llegará EEUU? Richard Nephew, colaborador con la Administración Obama y autor del libro 'The art of sanctions', escribió en Twitter que Estados Unidos podría ampliar las sanciones a las empresas que realicen no solo transacciones financieras, sino cualquier intercambio de bienes con Irán.

En este caso, el sistema de trueque también sería sancionado, aunque no dejará de ser un golpe en la mesa por parte de la Unión Europea. Hasán Rohani, presidente de Irán, muy criticado en su país, se enfrenta al sector radical del régimen. De ahí sus preferencias por el multilateralismo: "Europa ha dado un gran paso. Mientras sirva a nuestros intereses, permaneceremos en el acuerdo".

Las sanciones han tenido un efecto considerable en la economía de Irán. Las restricciones de EEUU y la Unión Europea sobre el comercio iraní provocaron que sus exportaciones de crudo descendieran hasta la mitad, reduciendo un 9% el PIB de Irán entre 2012 y 2014.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios