EN NUEVA YORK

Despedido de un Dunkin' Donuts por vaciar una jarra de agua sobre un sin techo

El indigente estaba descansando en una de las mesas del local, cuando uno de los empleados le vació una jarra llena de agua mientras otro compañero le grababa en vídeo

Foto: La empresa ha despedido al trabajador y pedido disculpas (Reuters/Mario Anzuoni)
La empresa ha despedido al trabajador y pedido disculpas (Reuters/Mario Anzuoni)

A la calle. Como no podía ser de otra manera, un empleado de Dunkin’ Donuts ha sido despedido de forma fulminante después de humillar a un indigente que estaba recostado sobre la mesa de uno de los locales de esta cadena de comida rápida. El vídeo que grabó uno de sus compañeros de trabajo se ha vuelto viral y ya ha sido visto por casi 5 millones de personas.

Las imágenes muestran cómo el empleado de la franquicia se dirige por detrás al indigente y le dice en alto: “¿Quieres dormir, cuántas veces tengo que decirte que no duermas aquí?” Acto seguido, y sin esperar a la reacción del hombre, le vacía toda una jarra de agua fría por encima, provocando un susto terrible al sin techo.

Según publica Syracuse.com, el hombre que dormía en el local se llama Jeremy Dufresne, duerme al raso la mayor parte de las noches y se alimenta de la caridad gracias al ‘Samaritan Center’ de Nueva York. En ocasiones, según el medio norteamericano, Jeremy entra en el local de Dunkin’ Donuts a protegerse del frío y a cargar su teléfono móvil, que es lo que estaba haciendo en ese momento, para poder llamar a su madre y darle las buenas noches como hace cada día.

La empresa pide perdón

Dufresne, cuya familia ha confirmado a Syracuse.com que sufre esquizofrenia, asegura que otros trabajadores del local se habían mostrado amables con él y que, incluso, le habían dado comida y bebida algunos días. Sólo le pedían que no molestara a los clientes, algo que él cumplía sin problema.

Esta franquicia de Dunkin’Donuts pertenece al grupo Wolack, que tiene otras 85 tiendas en Nueva York. Su jefa de operaciones, Kimberly Wolak, ha querido pedir perdón públicamente a través de un comunicado: “Estamos extremadamente disgustados por el comportamiento de nuestros empleados. No sólo viola nuestras políticas escritas, sino que también va contra nuestros valores como organización”. El trabajador fue despedido fulminantemente y la empresa trata ahora de dar con el hombre agredido para disculparse personalmente.

Un grupo de veinte personas se ha manifestado a las puertas del local tras lo sucedido, mientras en las redes sociales se están organizando grupos de ayuda para ofrecer dinero y ropa nueva a Jeremy Dufresne.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios