El Tribunal de Justicia Europeo avala la opacidad de las dietas de los eurodiputados
  1. Mundo
DÉFICIT DE TRANSPARENCIA EN LA UE

El Tribunal de Justicia Europeo avala la opacidad de las dietas de los eurodiputados

Cada miembro del Parlamento Europeo se embolsa al año 52.000 euros para gastos de oficina sin control contable alguno, siendo así el único gasto de la Unión Europea sin fiscalizar

Foto: Sede de la Eurocámara en Estrasburgo. (EFE)
Sede de la Eurocámara en Estrasburgo. (EFE)

El Tribunal de Justicia Europeo negó hoy martes a un consorcio de periodistas el acceso al desglose contable de las dietas por gastos generales y el dinero empleado en viajes que utilizaron los europarlamentarios en el periodo comprendido entre 2011 y 2015. La sentencia avala la decisión del Parlamento Europeo de no entregar la documentación porque esta incluye “datos personales” de sus miembros.

Los periodistas, originarios de todos los países de la Unión Europea (de El Confidencial en España), demandaron al Parlamento Europeo en otoño de 2016 ante el Tribunal de Justicia Europeo porque la petición de información pública sobre esos gastos públicos fue rechazada en dos ocasiones.

El Reglamento del Parlamento Europeo, en su artículo 115.1, estipula que "garantizará la máxima transparencia de sus actividades". Sin embargo, la Eurocámara ha negado por activa y por pasiva la solicitud de los detalles de las remuneraciones que, al margen de su salario, incluyen dietas mensuales para sufragar gastos generales, dietas de viaje, retribuciones diarias por sus actividades oficiales y fondos para asistentes personales. Solo para cubrir el mantenimiento de oficinas de representación en sus países de origen reciben 4.416 euros por cabeza y mes para básicamente.

El fallo establece que la “eliminación de todos los datos personales en los documentación solicitada supondría una carga administrativa excesiva teniendo en cuenta el volumen de archivos requeridos (más de cuatro millones)”.

placeholder

El Grupo de los Verdes y Alianza Libre Europea ha reaccionado rápidamente a la sentencia: “El hecho de que un conjunto de periodistas hayan tenido que llegar hasta los tribunales para conseguir documentación que debería ser pública demuestra la necesidad urgente de que los gastos de los eurodiputados deban ser transparentes”.

Los Verdes añaden que el “secretismo” de esas dietas “daña la imagen del Parlamento Europeo y envalentona a los euroescépticos”.

Los periodistas no descartan recurrir la sentencia. “Este fallo dice básicamente que en adelante los eurodiputados podrán alegar, siempre que lo necesiten políticamente, que la protección de datos personales prevalece sobre la transparencia. Algunos han cometido abusos como hizo Marie Le Pen cuando empleó a un guardaespaldas con sus dietas del Europarlamento, pero los periodistas no podrán desempeñar su papel de perros guardianes de este tipo de casos gracias a la sentencia de la Curia europea”, señala Natasha Pirc Musar, abogada de los reporteros.

40 millones sin control

Cada eurodiputado cuenta con 52.104 euros al año, lo que supone unos 40 millones de euros en el presupuesto comunitario anual. Esa suma se debería usar para alquilar oficinas y cubrir su mantenimiento. Entre los gastos admitidos se incluyen suscripciones a medios, tarjetas de visita, compra de programas informáticos, pero también costos de “viajes, hoteles y restaurantes” para cubrir las necesidades de “los invitados de los eurodiputados en el ejercicio de su mandato”.

La Mesa del Parlamento Europeo adoptó una decisión en 2010 sobre esos gastos que se había quedado obsoleta. Incluso, algunos eurodiputados hablan de sobresueldo encubierto y financiación irregular de partidos.

placeholder

El Parlamento Europeo tuvo en julio pasado la oportunidad de ser más transparente con el gasto que se hace de los impuestos de los contribuyentes europeos, pero optó por la opacidad. La Mesa de la Eurocámara descartó la posibilidad de que los 751 diputados rindan cuentas.

Ocho de los 14 miembros de la Mesa votaron en contra de la propuesta consensuada en el grupo de trabajo creado ‘ad hoc’ como inmediata reacción a la investigación publicada hace un año por medios de 28 países, El Confidencial en España. El trabajo periodístico desveló abusos cometidos por algunos eurodiputados con esa dieta (más conocida por sus siglas en inglés, GEA), tales como la financiación irregular de partidos nacionales o la obtención de un sobresueldo encubierto.

Parlamento Europeo Transparencia Eurodiputados Eurodietasblack
El redactor recomienda