Una pareja de millonarios crea un heredero (ilegal) a partir del semen de su hijo muerto
  1. Mundo
EL NIÑO YA TIENE 3 AÑOS

Una pareja de millonarios crea un heredero (ilegal) a partir del semen de su hijo muerto

Están en el punto de mira ya que en Inglaterra está prohibido conseguir semen de una persona sin su consentimiento expreso por escrito y, más aún, elegir el sexo del futuro bebé

placeholder Foto: Los padres pudieron tener al heredero gracias a fecundación in vitro (EFE/Bienvenido Velasco)
Los padres pudieron tener al heredero gracias a fecundación in vitro (EFE/Bienvenido Velasco)

Un joven de 26 años se mató en un accidente de moto en Inglaterra. Tardaron dos días en encontrarlo, ya que cayó a una zona poco visible, y el descubrimiento de su cadáver llevó a sus padres a tomar una polémica decisión en caliente: extraer su semen inmediatamente para poder tener un nieto y heredero que reemplazara a su único hijo.

La historia ha levantado ampollas en la sociedad británica por varios motivos: en el Reino Unido no está permitida la extracción de semen si no hay un consentimiento explícito del donante, lo que aquí no sucedió, lógicamente, porque el joven había muerto. Además, la pareja de millonarios, que supera los 50 años, congeló y transportó el semen hasta Estados Unidos para proceder a un tratamiento de fertilidad eligiendo el género, ya que buscaban a un heredero varón. Algo que también está prohibido terminantemente en las islas.

Foto: Kim Kardashian y Kanye West en una imagen de archivo. (Gtres)


El destino del esperma fue la famosa clínica de fertilidad de La Joya, en California, del doctor David Smotrich, uno de los mayores especialistas del mundo en reproducción asistida. El propio doctor ha confirmado los hechos al Mail On Sunday: “La pareja buscaba desesperadamente a alguien que fuera capaz de crear a un heredero. Querían un chico. Lo que nosotros hicimos no se puede hacer en el Reino Unido, donde la elección de género es ilegal”.

La rápida decisión que tomaron los padres al encontrar el cuerpo de su hijo fue decisiva a la hora de llevar a cabo sus planes, ya que el semen puede sobrevivir a la muerte hasta un máximo de 72 horas. De hecho, Smotrich confirma que “utilizar el esperma de un fallecido es algo raro, apenas lo he hecho en cinco ocasiones”.

Se enfrentan a problemas legales

Según las fechas que maneja el diario británico, todo esto sucedió entre 2013 y 2014. Se utilizó parte del esperma extraído, se manipuló genéticamente para que el bebé fuera un varón y se eligió concienzudamente tanto a la donante de óvulos como a la mujer que alquiló su vientre para dar a luz al niño: los padres querían que fueran el tipo de persona con la que se hubiera casado su hijo, no sólo físicamente, sino también a niveles intelectuales y educativos.

placeholder En España hay polémica a causa de la gestación subrogada (EFE/Eliseo Trigo)
En España hay polémica a causa de la gestación subrogada (EFE/Eliseo Trigo)

Los padres viajaron a Estados Unidos en la última fase de la gestación y, una vez que nació el pequeño, en 2015, se hicieron cargo de la tutela y regresaron al Reino Unido, donde ahora viven los tres. El coste total del proceso podría rondar los 100.000 euros para los padres, ya convertidos en abuelos. “No soy nadie para juzgar quién debe ser padre y quién no. Ellos querían un hijo y yo estoy contento de poder ayudar a que una trágica historia tenga un final feliz”, asegura el doctor Smotrich.

Ahora, se enfrentan a una posible demanda por saltarse varias leyes británicas. No sólo ellos, sino todos los que participaron en la operación: desde el urólogo que extrajo el semen al hijo fallecido, hasta la empresa de transporte especializada en traslados médicos y quienes se encargaron de congelar el esperma hasta que fue exportado a Estados Unidos, pasando por los propios padres que no tenían autorización expresa de su hijo. Lo cierto es que los abuelos buscaban un heredero a cualquier precio y lo consiguieron. El niño ya tiene hoy 3 años y vive felizmente en Inglaterra con sus padres-abuelos.

Reino Unido Inglaterra Polémica Millonarios Reproducción asistida California Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda