suspenderá a fidesz la próxima semana

El Partido Popular Europeo enseña la puerta al húngaro Orbán por su deriva autoritaria

"Está fuera", afirman fuentes del grupo a este diario. Orbán no ha recogido el guante que le lanzó la semana pasada Weber, quien le llamó para avisarle de que tenía que moderar su deriva autoritaria

Foto: Orbán, durante el debate en la Eurocámara para pedir que se retire a Hungría su voto en la UE. (Reuters)
Orbán, durante el debate en la Eurocámara para pedir que se retire a Hungría su voto en la UE. (Reuters)

Viktor Orbán ha agotado la paciencia de los conservadores europeos. Y eso que esta parecía no tener fin con el controvertido primer ministro húngaro. El presidente del grupo del Partido Popular Europeo (PPE) en la Eurocámara, Manfred Weber, prevé anunciar en breve la suspensión de su partido, Fidesz, tal y como ha podido saber El Confidencial. Su discurso ante la Eurocámara, en el que este martes se ha presentado como una víctima por aplicar mano dura a los migrantes, ha sido la gota que ha colmado el vaso.

El Partido Popular Europeo enseña la puerta al húngaro Orbán por su deriva autoritaria

"Está fuera", afirman fuentes del grupo a este diario. Orbán no ha recogido el guante que le lanzó la semana pasada Weber, quien le llamó para avisarle de que tenía que moderar su deriva autoritaria. Si durante su paso por Estrasburgo ayudaba al grupo, el grupo le iba a ayudar. Pero el primer ministro húngaro se ha enrocado en un discurso populista, con referencias a la URSS —lo que ha sublevado los ánimos de varios de los presentes, por sus comparaciones con la Unión Europea—, a su supuesta lucha por la libertad, al orgullo húngaro y a la voluntad de su pueblo.

Weber ha enumerado a Orbán las medidas que el PPE difícilmente puede aceptar. (EFE)
Weber ha enumerado a Orbán las medidas que el PPE difícilmente puede aceptar. (EFE)

Orbán, como tantos populistas nacionalistas, se escuda en su pueblo para justificar su deriva y su decisión de romper las reglas europeas. "Las decisiones de Hungría se toman por los votantes en elecciones nacionales", ha recalcado, presentándose como un paladín de la cristiano-democracia. "No eres Hungría, solo eres el Gobierno, el líder de un partido", le ha reprochado el liberal Guy Verhofstadt. También han sido duras las palabras del propio Weber, quien ha advertido a Orbán de que emprenderla contra los musulmanes en general es "hacerle el trabajo a los yihadistas", al jugar el juego de la confrontación, y le ha recordado que Europa "es el continente donde se inventaron los derechos humanos, no los derechos cristianos".

La suspensión de Fidesz se hará efectiva la próxima semana en Salzburgo, en la reunión de líderes del Partido Popular Europeo —a la que se espera que acuda Pablo Casado—, que se celebrará antes de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno. Se le retirarán todos sus derechos como miembro del partido PPE —que no es exactamente lo mismo que el grupo parlamentario, pero van de la mano— y no podrá estar presente en ningún órgano. El partido permanecerá suspenso hasta que la Comisión Europea tome una decisión sobre los expedientes que tiene abiertos al Gobierno húngaro por violar los derechos fundamentales europeos y el Estado de derecho.

Timmermans ha asegurado que Bruselas está dispuesta a actuar si el diálogo no funciona. (EFE)
Timmermans ha asegurado que Bruselas está dispuesta a actuar si el diálogo no funciona. (EFE)

"No se puede usar el argumento de la democracia para no obedecer las normas; si tienes una mayoría, puedes cambiarlas, pero no ignorarlas o romperlas", ha advertido el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans. Y ha dicho a Orbán que Bruselas actuará si es necesario. "Si el diálogo no funciona, acudiremos a los tribunales", ha avisado.

También puede proponer aplicar el "botón nuclear" a Hungría, el llamado artículo 7, para retirar a Budapest sus derechos de voto en la Unión Europea. Esto es lo que el Parlamento Europeo exige en un informe que, con toda probabilidad, será aprobado este miércoles, con los votos de la mayoría del Partido Popular Europeo. Un gesto que no tendrá una consecuencia legal inmediata —corresponde a Bruselas proponer esta medida y a los países, aprobarla por unanimidad, algo complicado, dado que Polonia lo vetará—, pero que supone un golpe político sin precedenes para Orbán.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios