decisión 'in extremis' para favorecer al partido

Lula renuncia a la candidatura presidencial y designa al popular exalcalde de Sao Paulo

El expresidente brasileño acata la decisión judicial que le impide presentarse desde la cárcel y nombra a Fernando Haddad para que el Partido de los Trabajadores pueda participar en las elecciones

Foto: Luiz Inácio Lula da Silva participa en un acto de campaña de Fernando Haddad para la alcaldía de Sao Paulo, en 2012. (EFE)
Luiz Inácio Lula da Silva participa en un acto de campaña de Fernando Haddad para la alcaldía de Sao Paulo, en 2012. (EFE)

Muchos votantes y simpatizantes de Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil respiran aliviados. El expresidente Luiz Inázio Lula da Silva ha hecho lo que se esperaba de él y ha renunciado a la candidatura presidencial, abriendo la puerta a la sucesión y, más importante, a que el PT pueda participar en las elecciones del próximo 7 de octubre. Porque, por un fallo del Tribunal Superior Electoral (TSE), si el partido no inscribe un candidato antes de este martes tendría vetada la participación en los comicios. Y Lula, por decisión judicial, no puede ser ese candidato desde la cárcel.

La decisión de Lula ha sido anunciada por representantes durante un encuentro de militantes del PT en Curitiba, capital del estado de Paraná (sur), donde el expresidente se encuentra arrestado desde el pasado 7 de abril para cumplir una pena de 12 años por corrupción pasiva y blanqueo de dinero. Lula ha intentado revertir la decisión de la corte electoral en los tribunales, pero los recursos han sido negados por diferentes instancias, lo que obliga a la formación a presentar a su nuevo aspirante si no se quiere quedar fuera.

La sucesión ha recaído en manos del exministro de Educación y exalcalde de Sao Paulo Fernando Haddad, quien fue registrado inicialmente como compañero de fórmula de Lula en las elecciones. El apoyo a este profesor universitario ha saltado cinco puntos porcentuales en las últimas semanas y llega al 9%, según el sondeo de la firma Datafolha divulgado la víspera y que revela un empate técnico en segundo lugar entre cuatro candidatos, debido al margen de error de dos puntos porcentuales.

Las encuestas están lideradas por el candidato ultraderechista Jair Bolsonaro (24%), hospitalizado después de ser apuñalado la semana pasada durante un mitin, seguido del laborista Ciro Gomes (13%), la ecologista Marina Silva (11%) y el socialdemócrata Geraldo Alckmin (10%). A menos de un mes para los comicios más inciertos de las últimas décadas, Haddad confía en la transferencia de votos de su padrino político, quien antes de quedar fuera de la disputa electoral contaba con alrededor del 40% de la intención de voto.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios