según un nuevo libro sobre el presidente

Trump quiso asesinar a Bashar al Asad: "¡Metámonos ahí y matemos a todos!"

Lo pidió después de que el presidente sirio lanzara un ataque químico contra la población civil en abril de 2017. También propuso un ataque militar contra Corea del Norte que frenaron sus asesores

Foto: El presidente sirio Bashar Al Asad. (EFE)
El presidente sirio Bashar Al Asad. (EFE)

Matémoslo de una puta vez (a Al Asad)! Hagámoslo. Metámonos ahí y matemos a toda esa puta gente". Estas fueron las palabras que Donald Trump pronunció en una conversación telefónica con su secretario de Defensa, James Mattis, después de que el presidente de Siria, Bashar al Asad, lanzara un ataque químico contra la población civil en abril de 2017. Así aparece reflejado en el libro 'Miedo: Trump en la Casa Blanca', del periodista Bob Woodward, que saldrá a la venta el 11 de septiembre y del que se han publicado varios extractos en 'The Washington Post'.

Uno de los temas centrales del libro destaca la supuesta incompetencia de Trump para abordar crisis internacionales. En el caso de Siria, pidió de manera directa al jefe del Pentágono que asesinara a Bashar al Asad, algo de lo que su equipo hizo oídos sordos, lo que demostraría cómo sus asesores, muchos de ellos alarmados y frustrados por el comportamiento del presidente, intentan cada día contener sus impulsos. De hecho, si bien Mattis respondió a Trump que así lo harían, nada más colgar el teléfono el secretario de Defensa rechazó este extremo. "No haremos nada de eso. (...) Organizaremos una respuesta mucho más contenida", afirmó. Horas después, Estados Unidos bombardeó una base aérea de las fuerzas aliadas de Al Asad a la que dio luz verde el propio Trump.

Quiso atacar militarmente a Corea del Norte

Portada de 'Miedo: Trump en la Casa Blanca'
Portada de 'Miedo: Trump en la Casa Blanca'

Otro de los planes que revela este libro es el ataque militar "preventivo" que Trump quiso lanzar en Corea del Norte poco después de llegar al poder. Mattis salió de dicha reunión "alarmado" y comentó a sus colaboradores que el mandatario actuó "como un niño de 10 u 11 años". De hecho, el presidente cuestionó la presencia militar de Estados Unidos en Corea del Sur afirmando que era un "derroche" de dinero que nunca ha llegado a entender. Como respuesta, el secretario de Defensa le explicó que dicho despliegue tenía como objetivo "evitar la Tercera Guerra Mundial".

Tan complicado es trabajar con Trump que el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, ha llegado a asegurar que "este es el peor trabajo que he tenido nunca". "Es que es un idiota, es inútil tratar de convencerle de cualquier cosa, va a la deriva", llegó a decir para remarcar que EEUU es "el pueblo de los locos". "No sé por qué seguimos aquí ninguno de nosotros", añadió. En un comunicado remitido en las últimas horas Mattis y Kelly han negado que hayan pronunciado estas palabras.

La relación entre Trump con su equipo se ha debilitado en los últimos meses y no ha dudado en insultar abiertamente a alguno de ellos, como ocurrió con el actual fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, al que tildó de "retrasado mental" y "tonto de los del sur" por apartarse de la investigación rusa.

Sus asesores conspiraron contra él

En 'Miedo: Trump, en la Casa Blanca' se relata también cómo los asesores de Trump han conspirado contra él en varias ocasiones. Una de ellas tuvo lugar cuando al presidente del EEUU se le ocurrió cancelar el acuerdo de libre comercio con Corea del Sur. Para frenarlo, Gary Cohn, que hasta el pasado mes de marzo fue el principal asesor económico de Trump, "robó una carta" que este tenía sobre escritorio y que el mandatario estaba a punto de firmar para dar luz verde a la retirada de su país del acuerdo comercial con Corea del Sur. Según cuenta el libro, el presidente ni se enteró de ello ni continuó sus esfuerzos para romper el pacto.

Lo mismo ocurrió en 2017 cuando Trump reunió a su varios de sus asesores para comunicarles que redactaran una carta para retirar a EEUU del NAFTA -Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre EEUU, Canadá y México-. "Pararé esto. Le quitaré el papel de su mesa", dijo su asesor Rob Porter". Y así fue.

"No es más que otro mal libro"

Las críticas de la Administración Trump no se han hecho esperar. El propio presidente aseguró que 'Miedo: Trump, en la Casa Blanca' "no es más que otro mal libro" y que su autor "ya ha tenido muchos problemas de credibilidad".

El veterano periodista, cuyo trabajo sobre el caso Watergate contribuyó a la dimisión del presidente Richard Nixon (1969-1974), ha explicado que basó su libro en entrevistas con testigos de los entresijos de la Casa Blanca, que hablaron bajo condición de anonimato.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios