¿Quién tiene la culpa? Una Italia enfurecida busca responsables de la tragedia en Génova
  1. Mundo
DECENAS DE MUERTOS AL HUNDIRSE UN PUENTE

¿Quién tiene la culpa? Una Italia enfurecida busca responsables de la tragedia en Génova

La caza a los responsables del derrumbe del puente Morandi, que ha provocado decenas de muertos, no ha tardado mucho en convertirse en una batalla política del todos contra todos

Italia busca culpables. El alto número de víctimas mortales -39 según Interior- y la dinámica del siniestro desencadenaron desde ayer por la mañana todo tipo de especulaciones sobre los posibles responsables de la tragedia del puente Morandi y las causas del derrumbe. En medio de la discrepancia en cuanto a la cifra de víctimas, el suceso ha generado en el país un debate sobre el estado de las infraestructuras.

Desde la construcción del viaducto, empezada en 1963 y finalizada en 1967, el puente Morandi, que discurre por la autopista A10 en Génova, siempre ha sido objeto de polémica. Una de las más sonadas es la del ingeniero Antonio Brencich, profesor de Construcción de la Universidad de Génova, quien en una entrevista publicada en la web Ingegneri.info ya alertaba de la peligrosidad de la estructura en julio de 2016. "El viaducto de Morandi presentó inmediatamente varios aspectos problemáticos, además del aumento en los costes de construcción estimados", dijo Brencich.

"Hubo una evaluación errónea de los efectos retardados (viscosidad) del cemento, que produjo una superficie no horizontal", añadía Brencich en dicha entrevista, que este martes apareció nuevamente publicada en el mencionado portal con un titular bastante elocuente: "Una tragedia anunciada".

Una treintena de fallecidos en el desplome del puente de Génova

La denuncia de Brencich se suma a la de un experto belga, Guido De Roeck, quien ha llegado a sugerir que el derrumbe podría haber sido provocado porque el número de cables que sostenían el puente era insuficiente para sostener el peso de la estructura.

Otra hipótesis que se baraja es que el puente se vino abajo por la fragilidad de sus pilares, construidos en una zona de Italia muy compleja desde el punto de vista geográfico y con desniveles muy pronunciados. Erigido para un trazado (la autopista A10) muy cercano a la costa y en un área tan poblada, un estudio estimó en 2009 que el tiempo necesario para la demolición controlada del puente oscilaba entre ocho meses y un año.

Foto: Un rayo no puede derrumbar el viaducto de Morandi en Génova: aquí hay otra hipótesis

Solo dos hechos son seguros por el momento. El primero: desde el lunes la región de Liguria ha sido golpeada por fuertes lluvias, razón por la que Protección Civil de Italia había decretado un nivel de alerta "crítico moderado" -inicialmente se apuntó a las fuertes lluvias como la causa del incidente-. El segundo: la sociedad Autostrade per l'Italia -controlada en un 80% por Atlantia, que opera la circunvalación de Génova-, había estado llevando a cabo trabajos de mantenimiento en el puente de la autopista para fortalecer sus cimientos.

"Se estaba trabajando en la consolidación de la losa del viaducto", por lo que "se instaló una grúa para permitir que se llevaran a cabo las actividades de mantenimiento", informó ayer la empresa, que asegura que "los trabajos y el estado del puente estaban sujetos a la constante observación" por parte de las autoridades locales.

Todos contra todos

Con esto como punto de partida, la caza a los responsables del derrumbe no ha tardado mucho en convertirse en una batalla política de todos contra todos. Los dos partidos a cargo del Gobierno italiano, la Liga de Matteo Salvini y el Movimiento Cinco Estrelllas (M5S), han acusado al Partido Democrático (PD) de haber desestimado años antes la peligrosidad de la estructura.

En respuesta, el PD ha afirmado que el mantenimiento del puente es competencia de la empresa y no del Estado, al tiempo que otros han criticado a la Liga y al M5S por aprovecharse "mezquinamente" de semejante tragedia. Mientras, un senador de la Liga, Alberto Bagnai, ha considerado que el accidente ha sido fruto de la "austeridad", según escribió en un tuit, en referencia a las medidas exigidas por la Unión Europea a Italia para hacer frente a la última gran crisis económica.

"Los responsables pagarán" por lo ocurrido, aseguró el ministro de Transportes, Danilo Toninelli, del M5S. Precisamente el fundador de esta formación, el cómico Beppe Grillo, tampoco se ha librado de la ola de acusaciones. El motivo: en 2014, después de un grave aluvión que golpeó Génova, llegó a descartar un plan para aligerar el tránsito del puente, al considerar que era un desperdicio de tiempo y recursos.

Noticias de Italia Matteo Salvini La Lega Luigi di Maio
El redactor recomienda