debate en el senado

Así está legislado el aborto en Argentina ahora (y al menos hasta dentro de un año)

En junio el Parlamento dio su 'luz verde' a la despenalización del aborto, en una ajustada votación. El Senado de Argentina lo ha tumbado, por lo que no se podrá presentar hasta dentro de un año

Foto: El 'pañuelazo verde' es una marcha para pedir la despenalización del aborto en Argentina. (EFE)
El 'pañuelazo verde' es una marcha para pedir la despenalización del aborto en Argentina. (EFE)

El pasado mes de junio, el Parlamento de Argentina daba un paso más —en una ajustadísima votación y tras más de 20 horas de debate— hacia la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en el país. El proyecto de ley que establece la legalidad del aborto en el país era aprobado por 129 votos a favor, frente a 125 votos en contra, obteniendo así la 'luz verde' que lo enviaba al Senado. Este miércoles, 8 de agosto, el Senado tenía que dar su último paso hacia la despenalización del aborto, pero finalmente el Senado ha tumbado esta iniciativa por 38 votos en contra, frente a 31 a favor y dos abstenciones.

Tal y como recoge la legislación, este proyecto no podrá volver a debatirse hasta al menos dentro de un año, pero teniendo en cuenta que en 2019 se celebran elecciones presidenciales en el país, comicios con los que se renuevan parcialmente tanto Senado como Congreso, es probable que la modificación de la ley no llegue a la agenda parlamentaria hasta conocer la postura de los candidatos presidenciales y sus equipos y el resultado de las elecciones, lo que podría provocar un retraso del debate hasta 2020.

¿Pero qué ha votado exactamente el Senado argentino? El proyecto de ley es una iniciativa de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que busca despenalizar cualquier aborto hasta la semana 14 de gestación. "La interrupción voluntaria del embarazo no se trata de una cuestión moral o ética, es un problema de salud pública, porque muere gente y (los abortos clandestinos) generan gravísimos daños en mujeres jóvenes y sanas", explicó en la sesión del pasado mes de junio la diputada Samanta María Celeste Acerenza, de Propuesta Republicana (PRO), del frente gobernante Cambiemos.

Desde la Campaña sostienen que los derechos sexuales y reproductivos deben ser "reconocidos como un derecho básico" de todas las personas, lo que implicaría ciertas modificaciones en los sistemas de Educación, Salud y Justicia, además de "profundos cambios culturales". El lema de la campaña se centra en tener una 'Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir'.

Celebración tras la primera 'luz verde' a la despenalización del aborto en Argentina. (EFE)
Celebración tras la primera 'luz verde' a la despenalización del aborto en Argentina. (EFE)

¿Qué dice la Ley argentina?

El Código Penal argentino hasta 1921 consideraba la interrupción del embarazo como una práctica ilegal, asociada a penas de cárcel. Fue entonces cuando, convirtiéndose en un país con una de las legislaciones más permisivas de la época, aprobó una serie de excepciones para los abortos. En el artículo 85 del Código Penal argentino queda establecido que todo aquél que provoque un aborto será condenado a diferentes penas de cárcel:

► De tres a diez años de cárcel "si obrare sin consentimiento de la mujer", pena que podría aumentar hasta los 15 años en el caso de que la mujer falleciera a consecuencia del aborto practica.

► De uno a cuatro años de cárcel "si obrare con consentimiento de la mujer", ampliable a seis si la mujer muriera en la intervención.

No obstante, las modificaciones sancionadas en 1921 incluían ciertas excepciones, dando así lugar a la posibilidad de practicar un aborto no punible, excepciones que fueron ratificadas y ampliadas hace casi una década. Eran (y son, ya que la legislación actual se mantiene así) las siguientes:

► Si el aborto se practica con el fin "de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios".

► Si el embarazao procede de "una violación o un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto".

Además, en caso de que no exista excepcionalidad, "la mujer que causare su propio aborto o consintiere que otro se lo causare" será castigada con una pena de uno a cuatro años de cárcel, si bien la tentativa no es punible.

¿Qué cambiaría esta ley?

El proyecto se presentó el pasado mes de marzo por séptima vez en la Cámara de Diputados. En su primer artículo el proyecto ya dejaba clara su intención: "En ejercicio del derecho humano a la salud, toda mujer tiene derecho a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo durante las primeras 14 semanas del proceso gestacional", señala. En el segundo artículo explica que esta práctica debe llevarse a cabo "en los servicios del sistema de salud" y en un plazo máximo de cinco días desde su solicitud y en las condiciones que determina la ley.

Sin embargo, el proyecto no se queda ahí: en virtud de este proyecto se permitiría interrumpir un embarazo "más allá del plazo establecido" en algunas circunstancias: (1) Que el embarazo sea producto de una violación; (2) que estuviera en riesgo la salud física, psíquica o social de la mujer, considerada en los términos de slaud integral como derecho humano; y (3) si existieran malformaciones fetales graves.

Si bien tardará, casi con toda probabilidad más de un año en volver a presentarse, de aprobarse entonces, la legislación argentina pasaría a ser muy similar a la actual española, que permite el aborto —independientemente de la razón— durante las primeras 14 semanas de gestación, período que se extiende a las 22 semanas siempre que suponga un riesgo para la vida o la salud de la madre o existan importantes anomalías en el feto.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios