Condenada una pareja en Alemania por vender a su hijo en la 'red oscura'
  1. Mundo
un español, entre los pedófilos implicados

Condenada una pareja en Alemania por vender a su hijo en la 'red oscura'

La madre, de 48 años, y su pareja, de 39, forzaron a su hijo —que actualmente tiene 10 años— a la prostitución, vendiéndolo a través de Internet

placeholder Foto:

Una mujer de 48 años y su pareja, ambos de nacionalidad alemana, han sido condenados a varios años de cárcel en uno de los casos más esperados de las últimas semanas. Berrin Taha, madre de un niño que actualmente cuenta con diez años, y su pareja, Christian Lais, tendrán que ingresar en prisión después de que un tribunal de la ciudad germana de Friburgo les condenara por haber vendido al pequeño a través de la 'red oscura' para ser prostituido, según ha confirmado la cadena BBC. La mujer ha recibido una sentencia de doce años y seis meses de cárcel, mientras que su pareja ha sido condenado a doce años.

Las penas de la pareja son algo inferiores a lo solicitado por la Fiscalía, que pedía 14 años y medio y 13 años y medio para los culpables, respectivamente. El caso salió a la luz después de una denuncia anónima que llevó a la detención de ocho personas, todos acusados de pederastia y distribución de pornografía infantil. Entre los acusados se encuentra un ciudadano español, que en la víspera fue condenado a diez años de cárcel por haber violado al menor. Javier González Díaz, de 33 años, fue declarado culpable por violaciones y otros abusos sexuales graves, y deberá indemnizar al menor con 18.000 euros por daños e intereses, según informó la agencia AFP.

Foto: Fotografía publicada por Europol del hotel que intentaban identificar.

La madre y el padrastro del menor han sido declarados culpables de varios delitos, desde violación hasta abusos sexuales agravados sobre el menor, prostitución forzada y distribución de pornografía infantil. Los vídeos proporcionados por la madre y su pareja mostraban al menor no solo siendo víctima de abusos sexuales, sino también sufriendo humillaciones verbales. Actualmente el niño vive a cargo de una familia de los servicios sociales.

El español implicado en el caso es Javier González Díaz, de 33 años, que reside cerca de Barcelona y que ha reconocido haber abusado en varias ocasiones del pequeño a cambio de dinero. González Díaz ha reconocido haber entregado más de 10.000 euros a la pareja. Según se confirmó en el juicio, el español había relizado el trayecto desde su vivienda en España hasta Friburgo en al menos cuatro ocasiones entre septiembre de 2016 y agosto de 2017, y allí habría alquilado una vivienda de vacaciones donde cometía todos los actos que se le imputan.

Dos años en el 'Internet oscuro'

Sin embargo, no es el único implicado en el caso. Son ocho en total las personas acusadas en este juicio por haber participado en la 'compra' del menor. La semana pasada arrancó otro juicio paralelo contra cuatro de ellos, acusados de gestionar una plataforma de pornografía infantil ('Elysium'), a la que se puede acceder únicamente a través de la 'dark net'. Con más de 111.000 miembros, en esta plataforma los usuarios podían intercambiar imágenes y vídeos de menores de edad hasta junio de 2017, cuando las autoridades alemanas lograron clausurarla.

El pequeño, que acaba de cumplir diez años, estuvo incluido en esta 'red oscura' durante más de dos años, y era entregado por sus propios padres (su madre y su padrastro) a cambio de dinero, tanto a pedófilos alemanes como extranjeros. En esta parte oscura de Internet, también conocida como 'dark net', están creciendo rápidamente diferentes prácticas ilegales gracias al anonimato que ofrece, desde el narcotráfico a la pornografía infantil, pasando por ciberterrorismo, extorsión, estafa o incluso muertes retransmitidas en red.

placeholder Pantallazo de una página web de pornografía infantil en la 'dark net', accesible solo desde Tor. (EFE)
Pantallazo de una página web de pornografía infantil en la 'dark net', accesible solo desde Tor. (EFE)

A esta 'red oscura' no es possible acceder a través de buscadores estándar, donde se usan datos encriptados. Si bien es un lugar donde adquirir sustancias ilegales o llevar a cabo prácticas ilícitas, también sirve como 'refugio' a muchos que sufren censura en sus países, ya que es un sitio donde se puede navegar de forma anónima o filtrar información a la prensa sin correr riesgos.

Pornografía infantil Violaciones Noticias de Alemania
El redactor recomienda