acusa a colombia y a una trama de ultraderecha

¿Poderes extranjeros o un engaño? Quién está detrás del ataque contra Maduro

El presidente Nicolás Maduro acusa a una trama internacional del supuesto intento de asesinato y afirma que ya hay varios detenidos. Analistas expresan sus sospechas

Foto: Imagen de televisión del momento de la explosión cuando el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro daba un discurso en la avenida Bolívar de Caracas. (EFE)
Imagen de televisión del momento de la explosión cuando el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro daba un discurso en la avenida Bolívar de Caracas. (EFE)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha sobrevivido a un supuesto intento de asesinato cuando, según fuentes oficiales, dos drones cargados de explosivos atacaron un acto militar que presidía en Caracas. Maduro salió ileso pero la explosión hirió a siete personas. El líder venezolano ha acusado al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y a "la ultraderecha" colombiana y venezolana de estar detrás del atentado. Maduro revive las tesis del magnicidio asegurando que se trata de un atentado pero analistas expresan sus sospechas por la versión de los hechos que ofrece el Gobierno.

Poderes extranjeros

Según Maduro, el intento de asesinato ha sido organizado por una trama internacional de ultraderecha. El presidente venezolano asegura que Juan Manuel Santos y la ultraderecha de su país y de Colombia, apoyados por una red de conspiradores y financieros con base en Florida, "están detrás del ataque". También ha afirmado que han sido detenidos algunos de los autores materiales, sin especificar cuántos eran ni sus identidades.

En medio de la crisis económica que asola Venezula -más de cuatro millones de ciudadanos, un 13% de la población del país, ha cruzado a países vecinos o lo ha intentado- Maduro ha acusado repetidamente a la comunidad internacional de conducir una guerra económica en su contra. La oposición venezolana es también un objetivo habitual de las acusaciones del presidente, quien asegura que los opositores pretenden anular las reformas sociales emprendidas por Hugo Chávez. Bajo el Gobierno de Maduro, decenas de activistas opositores han sido encarcelados, acusados de conspiración para derrocar al Ejecutivo.

Tras el ataque, el fiscal general, Tarek Saab, indicó a través de la televisión estatal VTV que su despacho ha abierto una investigación para la que han sido designados tres fiscales nacionales. "No pudiera descartarse que aquí pudiese haber habido la cooperación de algún factor subversivo terrorista fuera de Venezuela, eso no se descarta dentro de las hipótesis de las investigaciones que adelanta el Ministerio Público que confirmo y aseguro llegará a la verdad", dijo.

¿Poderes extranjeros o un engaño? Quién está detrás del ataque contra Maduro

Rebeldes de ultraderecha

El supuesto atentado tuvo lugar durante la celebración del 81ª aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana en Caracas. En imágenes transmitidas por VTV puede verse que los soldados que estaban en formación escuchando al presidente corren al producirse las explosiones, mientras Maduro es puesto a salvo por sus escoltas y el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, es evacuado del lugar. Tras el ataque, el Gobierno venezolano guardó silencio durante casi una hora, hasta que el ministro de Información, Jorge Rodríguez, informó de que varios drones con cargas explosivas detonaron cerca de la tarima donde Maduro ofrecía su discurso.

Horas después un grupo autodenominado "Soldados de Franela" se atribuyó a través de las redes sociales la autoría de la "Operación Fénix", el nombre con el que han identificado el supuesto atentando, cuyo objetivo era acercar dos drones cargados con explosivos C4 hasta el palco presidencial. En una cuenta de Twitter, "Soldados de Franela" ha divulgado fotografías y vídeos del momento en que se registró el ataque. "Demostramos que son vulnerables, no se logró hoy pero es cuestión de tiempo", dice uno de los mensajes.

En dicha cuenta, los "Soldados de Franela" se definen como un conjunto de "militares y civiles patriotas y leales al pueblo de Venezuela (...) basados en argumentos legales y constitucionales". Nada se sabe de este grupo aparte de su presencia en redes sociales, donde difunden regularmente mensajes antiMaduro. Su cuenta no ofrece ninguna prueba de su vinculación con el incidente.

El ataque recuerda a un incidente similar ocurrido el pasado año cuando Óscar Pérez, un oficial de policía, lanzó varias granadas desde un helicóptero robado contra edificios gubernamentales en Caracas. Pérez fue abatido por las fuerzas de seguridad seis meses después. Ciertos analistas sostienen que el grupo Soldados de Franela, que en su iconografía parece reivindicar vínculos con Óscar Pérez, habría participado en aquella operación.

Un engaño

Con este último atentado, Maduro suma al menos una veintena de alertas por presuntos actos contra su vida desde 2013, cuando llegó al poder tras la muerte de Chávez. El presidente asegura que la situación se despejó "en tiempo récord" y que ya hay detenidos. "Han sido capturados parte de los autores materiales del atentado contra mi vida el día de hoy y se encuentran ya procesados, ha sido capturada parte de la evidencia y no voy a adelantar más, pero ya la investigación está muy adelantada", explicó.

Bomberos citados por AP sostienen que las detonaciones se debieron a la explosión de un tanque de gas en un apartamento cercano

La versión de los hechos ofrecida por Maduro ha desspertado las sospechas de algunos analistas, para quienes parece demasiado meticulosa. "La 'investigación' oficial del supuesto intento de asesinato contra el presidente Maduro toma el curso habitual: comienza con las conclusiones y luego va hacia atrás", opina Phil Gunson, un analista del Crisis Group en Twitter. "En un país donde el 98% de los crímenes quedan sin castigo, los investigadores del Gobierno resuelven un caso de este tipo en cuestión de horas".

En la retransmisión oficial del evento no se ve ningún dron. Además, bomberos citados por la agencia Associated Press sostienen que las detonaciones se debieron a la explosión de un tanque de gas en un apartamento cercano. Algunos periodistas locales respaldan esta versión y han difundido en Twitter imágenes de columnas de humo procedentes del edificio de apartamentos Residancias Don Eduardo, ubicado en la calle donde tuvo lugar el ataque.

Por el contrario, David Smilde, de la Washington Office on Latin America, duda de que el ataque sea un engaño. En una entrevista con AP, sostiene que las caóticas escenas que siguieron a la explosión, retransmitidas a todo el país por la televisión estatal hasta que se corta la señal, muestran la imagen de un Maduro débil. Sin embargo, Smilde considera probable que el asediado presidente aproveche este ataque para fortalecer su posición. "Quienquiera que haya hecho esto, Maduro lo usará para concentrar su poder (...), para restringir más las libertades y purgar el Gobierno y las fuerzas armadas", opina.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios