YIBUTI Y LOS ACTIVOS ESTRATÉGICOS

Bases de EEUU y puertos clave: la última víctima de la trampa de la deuda de China

Yibuti, en África oriental, alberga la mayor base militar permanente de EEUU en la zona, lo que convierte los últimos movimientos de Pekín en motivo de preocupación para Washington

Foto: La guardia de honor ensaya una ceremonia de bienvenida al presidente Ismail Guelleh en Pekín. (Reuters)
La guardia de honor ensaya una ceremonia de bienvenida al presidente Ismail Guelleh en Pekín. (Reuters)

Más de 4.000 kilómetros separan Yibuti de Sri Lanka pero los dos países se enfrentan a un dilema similar, un problema que obligó al segundo a entregar a una compañía china el control de su principal puerto en el sur: han pedido más dinero a Pekín del que puede devolver.

Los dos estados utilizaron esos fondos para proyectos de infraestructuras bajo la tutela de la Belt and Road Initiative china (Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda). Sri Lanka llegó a acumular más de 8.000 millones de dólares de deuda con bancos respaldados por bonos soberanos del Gobierno chino y con tasas de interés de hasta el 7%. Con cerca del total de sus ingresos destinado a afrontar dicha deuda, el país acabó cediendo el control del importante puerto de Hambantota.

Según un informe del Centro para el Desarrollo Global, Yibuti contraerá una deuda de casi el 88% de su PIB (1.720 millones de dólares) y China poseerá la mayor parte. Asimismo, los expertos advierten que corre el riesgo de verse obligado a entregar ciertos activos clave a Pekín. El país se asoció con China Merchants Ports Hondings Company (la misma corporación estatal que se ha hecho con el control del puerto de Hambantota) para construir el puerto de Doraleh, un proyecto finalizado en mayo de 2017.

A principios de julio el presidente de Yibuti, Ismail Gulleh, describió la nueva aventura conjunta con China de 3.500 millones de dólares, la Nueva Zona de Libre Comercio Internacional de Yibuti, como la “esperanza para miles de jóvenes que buscan trabajo”.

No obstante, el acontecimiento que más temor ha provocado en Washington es la construcción de la primera base naval china en el extranjero, que se encuentra a 9 kilómetros de Camp Lemonnier, la mayor base militar permanente del Ejército de EEUU -con alrededor de 4.000 efectivos desplegados- y desde la que Washington coordina las operaciones en Somalia y Yemen.

“EEUU no tiene nada que temer. Ese es el mensaje que transmite, alto y claro, el Gobierno de Yibuti tras la nacionalización de un puerto clave (el Doraleh Container Terminal) en febrero. Pero el veterano dictador de Yibuti, Ismail Guelleh, está dando a Washington motivos de sobra para estar preocupado. Bajo su mandato, el país sucumbe a la “diplomacia de la trampa de la deuda” con la que China busca influencia global. Como resultado, es muy probable que la recientemente nacionalizada Doraleh Container Terminal termine en manos de Pekín”, advertía ya en marzo Jon Connars en el 'Asia Times'.

China lleva años realizando inversiones multimillonarias en esa pequeña nación africana, cuya población no llega al millón de habitantes. El país no solo es un modelo de estabilidad en una región convulsa y cercana a Oriente Medio: se encuentra en el estrecho de Bab el-Mandeb, puerta de entrada al canal de Suez y punto clave en el comercio marítimo mundial. Alrededor del 4% del suministro mundial de petróleo recorre anualmente la vía que conecta el Golfo de Adén con el Mar Rojo.

“No hay otro lugar en el mundo donde el ejército de EEUU se encuentre cerca de un país al que considera un competidor estratégico. No es algo a lo que el Pentágono esté acostumbrado”, declara Kate Almquist, directora del Centro Africano de Estudios Estratégicos del Departamento de Defensa, a 'Foreign Policy'.

El gran temor es que Yibuti, enfrentado a una deuda desorbitada y a la creciente dependencia de China, sufra presiones para entregar el control de Camp Lemonnier al gigante asiático. Así lo reflejaba una carta que miembros del Comité de Servicios Armados del Senado enviaron en mayo al asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, en la que advertían que Guelleh parece estar dispuesto a “vender su país al mejor postor”, socavando los intereses militares de EEUU.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios