la operación finalizó este martes con éxito

Los que han querido ayudar (o hacer negocio) con el rescate de la cueva de Tailandia

Los productores de Hollywood son los últimos en sumarse a la larga lista de empresarios y famosos que han mostrado interés en el rescate de los niños, lo que les ha servido para acaparar titulares

El rescate de los doce niños y su entrenador de la cueva de Tailandia, operación que finalizó este martes, podría convertirse en "una gran película de Hollywood". Así lo ha anunciado Michael Scott, el socio gerente de Pure Fix, un estudio especializado en películas cristianas y familiares que, según informa el medio australiano 'AAP', ya se encuentra en Tailandia entrevistando a los protagonistas de la historia.

Los que han querido ayudar (o hacer negocio) con el rescate de la cueva de Tailandia

Scott no es el único que se plantea llevar el rescate de la cueva a la gran pantalla, y es que otros profesionales de Hollywood también se han interesado por la historia. "Es una combinación de gran peligro y gran heroísmo", aseguró en este sentido Judi Farkas, la agente literaria que representó al autor Antonio Mendez en la venta de los derechos cinematográficos de su libro Argo a Ben Affleck. "Es una historia excelente", dijo a su vez Mike Medavoy, productor de la película 'Los 33', un filme que cuenta la historia de los mineros chilenos que quedaron atrapados bajo tierra durante 69 días en 2010.

Los productores de Hollywood son los últimos en sumarse a la larga lista de empresarios y famosos que han mostrado interés en el rescate de los niños. Aunque todos ellos han asegurado que su intención no era más que ayudar, el simple hecho de tender la mano a las autoridades tailandesas en este tiempo les ha permitido acaparar titulares a lo largo y ancho del mundo, apareciendo así los nombres de personas como Elon Musk o Gianni Infantino junto a las noticias del rescate.

Del Barça al Real Madrid

El pasado 8 de julio, con los niños y su entrenador todavía atrapados en el interior de la cueva, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, envió una carta a la Federación Tailandesa de Fútbol invitando a los menores a la final del Mundial. "Si su salud permite el viaje, la FIFA estaría encantada de recibirlos como invitados en la final del Mundial de fútbol en Moscú", explicaba Infantino en la misiva.

[El último héroe de Tailandia]

Aunque desde el país asiático ya han anunciado que lo más probable es que los niños no se recuperen a tiempo para aceptar la invitación, dicha carta supuso el pistoletazo de salida para que otros equipos de fútbol mostraran su apoyo a los trece atrapados, acaparando así titulares en un momento en el que la noticia de la cueva se seguía en todo el mundo: el Real Madrid les invitó a ver un partido en el Bernabéu, el Barça les ofreció visitar sus instalaciones y participar en el evento que organiza con los talentos de la 'FCB Academy' en Semana Santa, el Manchester United anunció que les "encantaría recibir al equipo" en Old Trafford...

El monje convertido en héroe

“No os preocupéis. Los niños están bien. Los encontrarán en uno o dos días”. Phra Khuva Boonchum, un monje budista tailandés, aseguró el 30 de junio en una visita a la cueva que los niños iban a aparecer, contradiciendo así a los expertos que afirmaban que las posibilidades de encontrarles con vida ya eran mínimas. El monje acertó: el lunes por la noche, al límite de su predicción, dos buceadores británicos encontraron a todos los miembros del equipo juvenil de fútbol sanos y salvos, un hallazgo que muchos consideraron que se debía a las plegarias de Phra Khuva Boonchum, y es que Tailandia es un país en el que el 95% de la población profesa el budismo.

De hecho, son varios los expertos que critican que el rescate de la cueva haya sido utilizado por las autoridades del país. “Están deslegitimando los cultos espirituales locales y presentando la operación de rescate como una victoria del budismo sobre las creencias supersticiosas locales”, asegura a El Confidencial Edoardo Siani, antropólogo especializado en Tailandia de la Universidad de Kyoto.

El monje Phra Khuva Boonchum, una celebridad en Tailandia, sale de la cueva de Tham Luang, el 4 de julio de 2018. (Reuters)
El monje Phra Khuva Boonchum, una celebridad en Tailandia, sale de la cueva de Tham Luang, el 4 de julio de 2018. (Reuters)

Musk: ¿caridad o publicidad?

El 6 de julio, cuando en Tailandia todavía se discutía la mejor forma de sacar a los pequeños de la cueva, el multimillonario Elon Musk apareció en escena. El creador de Tesla, SpaceX y 'The Boring Company' prometió ese día que enviaría a un equipo de ingenieros para ayudar en las operaciones de rescate, anuncio que fue acompañado de toda una serie de tuits en los que reflexionaba sobre diversas opciones tecnológicas que manejan sus empresas.

Poco después, el 9 de julio, Musk volvía a hacerse un hueco en las noticias que llegaban desde Tailandia, publicando en esta ocasión un vídeo de una cápsula que había diseñado para rescatar a los niños, aparato que finalmente no fue utilizado por los equipos de rescate. "Aunque su tecnología es buena y sofisticada, no es práctica para esta misión", argumentó Narongsak Osatanakorn, jefe del centro de comando conjunto que coordinaba la operación.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios