casa real británica

London Bridge: así se prepara Inglaterra para la muerte de Isabel II

Miembros del Gobierno inglés se han reunido para planear los últimos detalles de la operación London Bridge, que debería activarse cuando fallezca la reina Isabel II

Foto: Isabel II, en la carrera de caballos de Ascot. (EFE)
Isabel II, en la carrera de caballos de Ascot. (EFE)

Isabel II, la reina de Inglaterra, ha cancelado esta semana su asistencia a un evento religioso por encontrarse indispuesta y han saltado todas las alarmas. Según apuntan diversos medios británicos, pese a no haberse hecho públicas precupaciones específicas sobre el estado de salud de la monarca y sostenerse que no tiene relación directa, el número dos del gabinete del Gobierno británico se habría reunido con varios miembros de su Ejecutivo para preparar la operación London Bridge, un plan de actuación que se llevará a cabo en caso de fallecimiento de la que es ahora la monarca más longeva de la historia.

El periódico 'The Times' hacía referencia este lunes a la celebración del encuentro durante la pasada semana en el palacio de Whitehall, al que asistieron además del número dos del gabinete del Gobierno de Theresa May, David Lidington, el secretario del Interior, Sajid Javid, la líder de los comunes, Andrea Leadsom, y el secretario escocés David Mundell.

La reina Isabel II lleva 66 años en el trono y su hijo Carlos de Inglaterra sería su sucesor natural

Allí, los asistentes a lo que, según el medio británico, se llamó 'Castle Dove', debatieron sobre el 'D+1', el día después de la muerte de la reina de Inglaterra, y acordaron cuándo haría pública la primera ministra la noticia del fallecimiento de la reina Isabel II, quien a su 92 años sigue al frente de la casa real británica con 66 años en el trono.

Además, 'The Sunday Times' apunta a que durante el encuentro los representantes políticos establecieron que tras la muerte se declararían 10 días de luto nacional, que el cuerpo de la monarca difunta pernanecerá cuatro días en el palacio de Westminster, sede del Parlamento británico, y que el nuevo rey, que según el orden de sucesión será Carlos de Inglaterra, visitará Escocia y Gales poco después de que fallezca su madre, Isabel II, para "mostrar que son una parte integral de su reino".

"London Bridge is down"

La primera ministra británica, Theresa May. (EFE)
La primera ministra británica, Theresa May. (EFE)

La operación London Bridge, que marcará la actuación del Gobierno y la casa real inglesa, existe desde 1960 y ha ido actualizándose con el tiempo. Se trata de un plan de acción en cuya elaboración participó la reina, que deberán seguir tanto la iglesia inglesa, el servicio de policía londinense y las fuerzas armadas de la monarquía inglesa. Además, se incluyen protocolos referentes a la relación con los medios de comunicación y los parques reales de Londres.

La frase "London Bridge is down", como publicaba 'The Guardian' en 2017, haría referencia a las palabras que de boca del secretario privado de la reina y través de una línea de conexión segura indicarían a la primera ministra, Theresa May, que la reina habría fallecido. En este momento arrancaría la operación estatal London Bridge y se comunicaría también la defunción a los gobiernos de fuera donde Isabel II también es monarca, cuyos miembros, al igual que en Reino Unido, al conocer la noticia tendrán que sumar a su indumentaria para intervenciones públicas un brazalete negro en el brazo izquierdo de tres o cuatro dedos de ancho en señal de luto.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios