estreno de sánchez en la capital europea

Sánchez: "España está cumpliendo en migración, hace falta solidaridad en la UE"

España espera lograr un mayor entendimiento con Italia, que abra la puerta a cerrar acuerdos en la cumbre que se celebra este jueves y viernes en Bruselas

Foto: Pedro Sánchez, este 23 de junio en París, tras su almuerzo con Emmanuel Macron. (EFE)
Pedro Sánchez, este 23 de junio en París, tras su almuerzo con Emmanuel Macron. (EFE)

Primer mensaje de Pedro Sánchez como presidente en Bruselas: "España como sociedad y Gobierno está cumpliendo sus obligaciones" en materia migratoria. No solo respecto al resto de países de la Unión Europea, sino también respecto "al respeto de los derechos humanos" y las convenciones internacionales. Y llega a la mini-cumbre de países europeos sobre migración con una actitud "constructiva", pero también con una petición: más solidaridad por parte de todos los socios de la UE, para gestionar las llegadas de migrantes a las costas mediterráneas.

"Estamos comprometidos con la UE y estamos dispuestos a alcanzar esta respuesta común (en la gestión de los) flujos migratorios", ha recalcado Sánchez en su estreno en Bruselas al frente del Ejecutivo español. Sánchez ha mostrado su esperanza en que el encuentro de hoy sirva para intercambiar puntos de vista, de cara a alcanzar un acuerdo en la cumbre formal de jefes de Estado y de Gobierno europeos que se celebra este jueves y viernes en Bruselas. Hoy no se espera que los 16 líderes europeos que participan en este encuentro centrado en la migración cierren ningún acuerdo concreto. Pero España espera que se logren avances que permita tomar decisiones a finales de semana.

La clave es Italia. Tras su reunión este sábado en París con su homólogo francés, Emmanuel Macron, Sánchez llega a Bruselas dispuesto a defender la creación de "centros de control" en "puertos seguros" situados en territorio europeo, no fuera de la UE como defienden otros países, Italia incluida. Allí se podrían desembarcar los buques con personas rescatadas en el Mediterráneo, para analizar la situación de cada persona y evaluar si necesitan asistencia médica, pero sobre todo si tienen derecho o no a recibir asilo.

La cuestión clave es lograr que Roma, muy beligerante en este asunto, acepte buscar una solución dialogada con sus socios tras el puñetazo sobre la mesa que dio Matteo Salvini, ministro de Interior y líder de La Lega, al cerrar los puertos italianos al buque Aquarius. España, Francia y Alemania se esfuerzan por lograr ese acuerdo con Italia para la creación de estos centros, con un importante cambio: los refugiados desembarcados no se quedarían en el país de llegada, sino que serían distribuidos por la UE. Pero el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, no está conforme con la idea y ha llegado a Bruselas con su propia agenda de propuestas.

¿Quién es responsable de los llegados?

La gran pelea se centra en quién y cómo debe hacerse cargo de los demandantres de asilo que llegan a la UE. Según el reglamento de Dublín vigente, el país responsable de los demandantes de asilo es aquel donde ponen pie, por primera vez, en la UE. Italia exige cambiar esto y España, con un estilo más dialogante, está de acuerdo. El Gobierno considera que los migrantes que llegan a las playas de Italia, Grecia, España, Malta... no quieren llegar a esos países en concreto, sino a Europa en general. Y que por tanto, deben repartirse por la UE. Eso sí, de manera voluntaria, ante la negativa radical de países como Austria, Dinamarca o Hungría de aceptar cuotas obligatorias de acogida.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha apuntado a la posibilidad de sellar pactos bilaterales o trilaterales entre los países europeos que permita resolver la situación de los recién llegados "sin tener que esperar siempre a los Veintiocho", al mismo tiempo que se aplican medidas para reducir la migración ilegal. Sobre la mesa hay muchas ideas pero, de momento, ninguna solución consuensuada.

Sánchez: "España está cumpliendo en migración, hace falta solidaridad en la UE"

Los países partidarios de priorizar la reducción de las llegadas quieren poner el acento en reforzar Frontex y llegar a acuerdos con los países africanos de tránsito y de origen, con el objetivo de evitar que la gente opte por partir hacia Europa. En este contexto, se habla de poner en marcha un 'plan Marshall' para África, para fomentar el desarrollo de esos países, un proyecto que lleva meses propuesto, pero que por el momento no toma forma.

"Estamos haciendo progreso y hay que hacer incluso más. Estoy contento de que estemos hablando más de la parte exterior de este asunto. Hace un año, discutíamos cómo hacer el reparto, pero ahora vamos discutir cómo resolver este programa en África, en los países de origen", ha recalcado el primer ministro danés, Lars Løkke Rasmussen, a su llegada al encuentro.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios