en los centros para inmigrantes ilegales

Menores 'enjaulados': retenidos en EEUU cientos de niños inmigrantes sin sus padres

Desde abril más de 2.000 niños han sido separados de sus padres. La política de "tolerancia cero" con la inmigración ilegal está provocando situaciones que para los republicanos son "crueles"

Foto: Cientos de personas participan en una manifestación para expresar su repudio a la decisión de Trump de separar a las familias inmigrantes detenidas en la frontera. (EFE)
Cientos de personas participan en una manifestación para expresar su repudio a la decisión de Trump de separar a las familias inmigrantes detenidas en la frontera. (EFE)

"Tolerancia cero" con la inmigración ilegal. Esta es la advertencia que lanzó el pasado mayo la administración Trump, que anunció que todos aquellos que entren de manera irregular en Estados Unidos serán detenidos y acusados penalmente. Muchos de los que quieren cruzar la frontera lo hacen acompañados de sus hijos, la mayoría de ellos menores de edad. En cuanto los padres son detenidos, las autoridades estadounidenses separan a las familias provocando que cientos de menores, muchos menores de seis años, sean llevados a centros de acogida a la espera de que un juez decida si pueden permanecer en EEUU o deben ser deportado a su país de origen.

Las imágenes de todos estos menores han dado la vuelta al mundo. Este domingo la Patrulla Fronteriza de EEUU permitió a un grupo de periodistas visitar las instalaciones donde el Gobierno acoge a las familias de inmigrantes que cruzan desde México la frontera. A pesar de que no se le permitió hacer fotografías y de que la visita fue breve, Associated Press ha logrado publicar imágenes del interior de lo que antaño era un almacén situado al sur de Texas. En ellas se ve cómo cientos de niños esperan a que se resuelva su situación en 'jaulas' fabricadas con vallas metálicas. En el suelo, finísimos colchones para dormir, mantas aislantes para taparse y botellas de agua y bolsas de patatas fritas para comer. No ven la luz del día, ya que las luces están encendidas las 24 horas y solo salen de estas 'jaulas' si necesitan ir al baño. Para ello se ha improvisado en este almancén gigante una zona en la que se han colocado varios baños portátiles.

Menores que cambian pañales a bebés

En este lugar los periodistas contabilizaron cerca de 1.100 personas, que están divididas en tres zonas: niños no acompañadores, adultos solos y familias con niños. De todos ellos, 200 son menores sin compañía de un padre o una madre que han sido llevados a este centro de acogida mientras su resuelve la situación judicial de sus padres. En este lugar, además, no hay personal especializado en niños, ya que se han reportado varios casos de niños que han tenido que aprender a cambiar el pañal a otros ante la falta de educadores o sanitarios.

A 15 de junio y según cifras facilitadas por el Departamento de Seguridad Nacional, más de 2.000 niños han sido separados de sus padres desde finales de abril después de que el fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, anunciara la imputación penal a todos los inmigrantes que cruzaran la frontera de manera ilegal así como la separación de las familias. Durante todo este tiempo, varios han sido los informes que han publicado medios de EEUU que describen casos de niños y padres traumatizados.

Vista de la valla que delimita el territorio mexicano y estadounidense hoy, en Tijuana, Baja California (México). (EFE)
Vista de la valla que delimita el territorio mexicano y estadounidense hoy, en Tijuana, Baja California (México). (EFE)


1.469 niños en un centro de detención

La semana pasada, la administración Trump también permitió que un grupo de periodistas accediera al interior de otro centro de detención, donde se encuentran 1.469 niños entre 10 y 17 años. Todos ellos duermen en 313 habitaciones con o sin techo, ya que se han habilitado en un antiguo almacén de la cadena de supermercados Wallmart.

Las imágenes han hecho que los demócratas hayan calificado de "política inhumana" las medidas tomadas por el Gobierno de Donald Trump. "Separar a los niños de sus padres es inaceptable y les causa un daño enorme", ha dicho el senador demócrata Jeff Merkley, que denuncia que esos niños "ya están traumatizados". Otras voces del partido hablan de "injusticia" e "inconstitucionalidad". Sin embargo, la crítica que más se ha hecho oír ha sido la de la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, que ha pedido tanto a republicanos como demócratas que se pongan de acuerdo para cambiar una situación que "odia".

Pero quizá la voz más crítica ha sido la de la exprimera dama Laura Bush. "Vivo en un estado fronterizo. Aprecio la necesidad de hacer cumplir y proteger nuestras fronteras internacionales, pero esta política de tolerancia cero es cruel. Es inmoral. Y me rompe el corazón", ha escrito en un artículo de opinión en el 'Washington Post'. En él, denuncia que el Gobierno "no debería estar en el negocio de almacenar niños en tiendas de campaña o en locales" y que estas imágenes le recuerdan a los campos de internamiento de japoneses durante la Segunda Guerra Mundial".

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios