el desembarco de qatar en vaca muerta

Argentina descansa sobre la segunda reserva mundial de gas pero no puede aprovecharla

El desembarco de la empresa Qatar Petroleum entusiasma al Gobierno y da un poco más de aire al proyecto de extracción, que todavía está muy lejos del 100% de su capacidad

Foto: El presidente Mauricio Macri posa con trabajadores de YPG en el pozo de Loma Campana, en Vaca Muerta. (Reuters)
El presidente Mauricio Macri posa con trabajadores de YPG en el pozo de Loma Campana, en Vaca Muerta. (Reuters)

En la provincia de Neuquén hay un pequeño tesoro: reservas de gas y petróleo no convencional que le servirían a Argentina para abastecer la región durante los próximos 50 años. El problema: para aprovecharlo necesita inversiones millonarias a largo plazo. Por eso, consigue extraer menos del 15% de los hidrocarburos que se encuentran en su suelo.

La empresa qatarí especializada en gas natural licuado Qatar Petroleum desembarcó la semana pasada en Argentina a través de la compra del 30% de los activos de ExxonMobil en Vaca Muerta, abriendo nuevas posibilidades de extracción. Se suma a las empresas que actualmente operan en la zona como Techint, YPF, Shell, Exxon y Pan American Energy.

“La llegada de Qatar a Vaca Muerta de la mano de Exxon es un espaldarazo al desarrollo del Shale Oil y Shale Gas en Neuquén. Se trata de dos empresas gigantes de escala internacional que seguirán incrementando su producción día a día y con cada vez más equipos de perforación operativos en la zona de Añelo”, explica a El Confidencial el extitular de Gas & Petróleo de Neuquén Rubén Etcheverry.

Emilio Apud es ingeniero industrial, director de YPF y ex Secretario de Energía y Minería de Argentina. En una charla con El Confidencial explica que “el hecho de que una empresa qatarí invierta en Vaca Muerta es auspicioso pero hace falta que vengan muchos inversores más”. “Este trimestre creció casi un 30% la producción de 'shale gas' y 40% la de petróleo”, pero asegura que “se podría extraer hasta 6 veces más”.

El costo de la extracción tiene que ver con la curva de aprendizaje que tienen que realizar las empresas: “Deben averiguar, entre otras cosas, cómo llegar a la roca madre y cuáles son los porcentajes de arena y agua necesarios”, explica por su parte Apud.

Operaciones de extracción en Loma Campana, en Vaca Muerta, propiedad de YPF, en la provincia de Neuquén. (Reuters)
Operaciones de extracción en Loma Campana, en Vaca Muerta, propiedad de YPF, en la provincia de Neuquén. (Reuters)

Este fue un detalle omitido en 2011, cuando la expresidenta Cristina Kirchner confirmó el hallazgo con un frasquito de petróleo en la mano. La exmandataria anunció que el Estado iba a hacer la inversión y que YPF incrementaba sus reservas un 28%.

Tras la expropiación a Repsol, YPF no tenía fondos suficientes para hacer la inversión. Por eso dos años más tarde firmó un acuerdo con Chevron por US$ 10.000 millones anuales. Parte de los términos de ese acuerdo confidencial aún no trascendieron a la prensa.

En 2015, el precio del barril se desplomó de US$100 a US$46 y la inversión se frenó. Esto sumado al cepo cambiario, la desconfianza en las instituciones, la lejanía de la zona patagónica y los controles al precio del gas natural en Argentina agravaron la situación.

El 23 de abril, el presidente Mauricio Macri anunció que “después de años de decrecimiento, en 2018 la producción de gas en Argentina volvió a crecer”. Realizó este discurso frente a una de las plantas de Vaca Muerta. La noticia coincidió con el anuncio del gobernador de Neuquén, quien aseguró que “antes de fin de año” Argentina exportará gas a Chile. Han pasado 10 años desde la última exportación.

Apud calcula que para llegar al 100% de extracción en Vaca Muerta harían falta inversiones cercanas a los US$ 15.000 millones de dólares anuales. Según el Ministerio de Energía, esa cifra rondó los US$ 4.000 millones el año pasado.

Las reservas de Vaca Muerta abarcan una superficie de 30.000 km2 y tienen recursos por 23 billones de metros cúbicos de 'gas shale' y 27.000 millones de barriles de petróleo shale no convencionales. Ocupan un cuarto de la superficie total de la provincia de Neuquén, históricamente petrolera.

El departamento de Estado norteamericano decretó que éste era el segundo yacimiento de hidrocarburos no convencionales con más recursos de gas en todo el mundo. Las reservas alcanzarían para abastecer a Argentina y sus vecinos durante el próximo medio siglo. Ese horizonte todavía se ve lejano.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios