"Abróchense los cinturones. será alucinante"

Italia, ante la incertidumbre más absoluta: las hipótesis de lo que viene

Incluso formando Gobierno, este nuevo Ejecutivo no tendrá una vida fácil ni larga. Hasta el PD de Renzi se ha negado a dar su explícito apoyo a Cottarelli en el Parlamento

Foto: El líder del Movimiento 5 estrellas, Luigi Di Maio (c), saluda a partidarios durante un evento este martes 29 de mayo de 2018, en Nápoles. (EFE)
El líder del Movimiento 5 estrellas, Luigi Di Maio (c), saluda a partidarios durante un evento este martes 29 de mayo de 2018, en Nápoles. (EFE)

Cinco de la tarde de un día de pánico. El presidente italiano, Sergio Mattarella, lleva reunido media hora con Carlo Cottarelli, primer ministro elegido por el propio jefe del Estado, en el palacio del Quirinal, sede de la presidencia italiana. El programa establecido por Mattarella avanza sin obstáculos. O eso parece. Está previsto que Cottarelli, economista y exfuncionario del Fondo Monetario Internacional (FMI), presente la lista de ministros que debería dar vida al 65° Gobierno de Italia. Es la solución elegida por el presidente para sacar —aunque sea provisionalmente— al país de su parálisis política.

Los periodistas se agolpan en la sala de prensa de la sala del Loggione del Quirinal a la espera de noticias. Pocos se imaginan que, de ahí a pocos minutos, analistas y partidos lanzarán un vendaval de hipótesis sobre el futuro inmediato de Italia. Las dos principales: elecciones en julio, si Cottarelli anuncia el miércoles su renuncia a formar Gobierno; elecciones más tarde —posiblemente, después del verano—, si Cottarelli forma un Gobierno provisional, la opción que lidera las quinielas estos días.

La expectativa es máxima cuando, a las 17:16, salta la alarma. Los coraceros que custodian a Mattarella han desaparecido y se rumorea que Cottarelli ha salido de incógnito del edificio. “¿Qué está pasando?”, “¿se ha ido sin hablar?”, “esto es el fin del mundo”, “estamos en directo por televisión, ¿qué debemos decir?”. Las preguntas se suceden durante unos interminables minutos, hasta que uno de los portavoces finalmente da la cara. “Cottarelli se ha ido. Mañana se volverá a reunir con el presidente”, dice Giovanni Grasso, el portavoz. “¿Cottarelli ha renunciado? ¿Iremos a elecciones ya?”, le preguntan. Silencio.

Massimo, un jubilado de 63 años sentado en un café de un céntrico barrio de Roma, sigue por televisión los acontecimientos. No encuentra una explicación al enésimo ‘coup de théâtre’ de la política italiana. “¿Lo habrán planeado todo? ¿Quién está detrás? La quieren así a Italia, hundida en el caos. Será porque hemos perdido la Segunda Guerra Mundial…”, dice, sin acabar la frase. “¡Son los alemanes, los franceses, los bancos!”, vociferan otros dos clientes del establecimiento.

Cottarelli renuncia, elecciones en julio

El inesperado desenlace refuerza las hipótesis sobre la mesa. “Fuentes parlamentarias nos informan de que Cottarelli volverá mañana al Quirinal para renunciar a su mandato”, informan finalmente un popular canal de televisión y la agencia de prensa estatal, sin aclarar de dónde sale la información. “La fecha de las elecciones podría ser el 29 de julio”, afirman otros, haciéndose eco de una petición hecha en la mañana por la eurófoba Liga de Matteo Salvini y apoyada incluso por los progresistas del Partido Democrático (PD). Una fecha posible si ambas cámaras del Parlamento fueran disueltas ya, es decir, esta semana.

“El Partido Democrático (PD) está listo para votar el 29 de julio”, afirmó por la noche Matteo Renzi, ex primer ministro y una de las cabezas del PD. Más críptico, después de los reiterados cambios de opinión, fue Luigi Di Maio, el líder de los Cinco Estrellas. “El M5S espera que acudamos a votar lo antes posible. Dicho esto, estamos a disposición del presidente para colaborar con él”, añade Di Maio, archivando así la solicitud de ‘impeachment’ hecha apenas 48 horas antes.

La noticia corrió como la pólvora hasta los mercados. Tras haber descendido hasta los 260 puntos básicos, la prima de riesgo remontó rápidamente hasta los 303 puntos al final de la sesión —un récord desde los años más duros de la crisis económica—. Se sumó a otros datos negativos del día: el cierre de la Bolsa de Milán con una caída del 2,65% y el aviso de un posible recorte de 'rating' de Moody’s si el país no reduce su deuda pública y continúa con las reformas.

También la agenda de la semana habla de un caos político que ya parece haberse instalado. Para el viernes, el PD ha convocado una manifestación de solidaridad para el presidente Mattarella quien, tras vetar el lunes el Ejecutivo propuesto por Liga y los Cinco Estrellas, ha recibido insultos y amenazas. “Terminarás como tu hermano”, han llegado a escribir algunos en las redes sociales, en referencia a Piersanti Mattarella, asesinado por la mafia en 1980.

El presidente italiano, Sergio Mattarella (dcha), se reúne con el encargado de formar Gobierno en Italia, el economista Carlo Cottarelli. (EFE)
El presidente italiano, Sergio Mattarella (dcha), se reúne con el encargado de formar Gobierno en Italia, el economista Carlo Cottarelli. (EFE)

Los Cinco Estrellas han convocado —fuera de todo protocolo— un acto callejero el sábado, día de la fiesta de la república italiana, contra la decisión de Mattarella de rechazar al euroescéptico Paolo Savona como ministro de Economía. La Liga ha anunciado una petición para pedir que el presidente sea nombrado en el futuro a través de una elección directa y no parlamentaria. Pero nadie está seguro sobre si estas manifestaciones se mantendrán.

Massimo, el jubilado, se siente abatido. “De verdad, no sé qué está pasando en este país”, afirma, mientras manadas de politólogos y sociólogos hablan sobre posibles escenarios. “Si Cottarelli renuncia, lo más probable es que Gentiloni se quede en funciones para los asuntos ordinarios hasta las elecciones”, dicen los expertos. “Abróchense los cinturones. Lo que viene será alucinante. Hagan sus apuestas ahora, señores”, opinan otros.

Cottarelli forma un Gobierno ‘muerto'

18:16. Ante la tempestad desencadenada, desde el Quirinal llega la primera aclaración, un intento de calmar los ánimos. “Cottarelli sencillamente ha pedido más tiempo para profundizar algunas cuestiones relacionadas con la lista [de ministros]”, explica un portavoz. “Nadie ha hablado de renuncia”, aclara. “Y entonces ¿por qué no lo han dicho inmediatamente? Esta situación de incertidumbre es peligrosa. Los mercados se han incendiado de nuevo”, le responden. Silencio. “Hoy no hablo. Perdónenme”, responde.

En tanto, en las filas del PD, cobra fuerza la posibilidad de que Cottarelli forme finalmente Gobierno, se vote en julio o después del verano. “Considerados los tiempos necesarios para permitir también que voten los italianos en el extranjero, lo aconsejable sería votar en septiembre, aunque nosotros preferiríamos votar en julio”, dice Maurizio Martina, el líder interino de la formación. “El Gobierno [de Cottarelli] debería modificar las normas del voto en el extranjero y después disolver el Parlamento”, afirma Andrea Marcucci, jefe de la bancada del PD en el Senado.

No se descarta hipótesis alguna. Eso sí, incluso formando Gobierno, este nuevo Ejecutivo no tendrá una vida fácil ni larga. Incluso el PD, el único partido que hasta ahora ha mostrado abiertamente su apoyo al presidente, se ha negado a dar su explícito apoyo a Cottarelli en el Parlamento. “Aplicaremos una abstención benévola”, dijo Maurizio Del Rio, unos de los líderes de la formación.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios