otra de las víctimas identificadas era apátrida

Uno de los fallecidos en el accidente aéreo de Cuba era español

Se trata de un ciudadano saharaui que residía en la isla con documentación saharaui, que Cuba reconoce, y aunque tenía pasaporte español no estaba inscrito en el Consulado

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Uno de los dos hombres de origen saharaui que figuraban entre los fallecidos en el accidente aéreo del viernes en Cuba tenía nacionalidad española, han confirmado hoy fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Se trata de un ciudadano saharaui que residía en la isla con documentación saharaui, que Cuba reconoce, y aunque tenía pasaporte español, no estaba inscrito en el Consulado, de ahí la tardanza en la confirmación de la nacionalidad, han indicado las mismas fuentes, que han apuntado que el otro fallecido era apátrida.

Brusca maniobra del piloto

Según las autoridades cubanas, el piloto realizó una brusca maniobra en el último momento para evitar caer sobre un área urbana. Inmediatamente una gran columna de humo negro y llamas se elevó hacia el cielo, visible desde varios kilómetros de distancia. Algunos testigos aseguraron al diario 'Granma' que la aeronave giró para volver a entrar en el aeropuerto —tal vez al detectar algún problema— y se enredó en los cables de la luz, lo que la habría hecho caer al suelo.

El avión se dirigía a la localidad oriental de Holguín, y, según el Gobierno cubano, tanto los tripulantes como varios de los pasajeros eran extranjeros. Se trataba de una aeronave fabricada en 1979 propiedad de la aerolínea mexicana Global Air (registrada también como Damojh Aerolíneas, lo que explica cierta confusión inicial a la hora de atribuir su pertenencia), que había sido rentada a Cubana.

Segunda mayor tragedia de la historia de Cuba

No es la primera vez que Cuba debe hacer frente a una tragedia de estas características, pero sí una de las peores. Tan solo se recuerda una ocasión más mortífera: la colisión, en septiembre de 1989, de un Ilyushin 62, también de Cubana de Aviación, en la que murieron 145 personas. El último accidente aéreo civil de gran magnitud ocurrió en 2010, cuando el vuelo 883 de Aero Caribbean se estrelló en la provincia de Sancti Spiritus; todos sus ocupantes, 61 pasajeros y 7 tripulantes, perecieron. Y en abril del año pasado, un avión de las Fuerzas Armadas Revolucionarias colisionó contra una montaña en Artemisa, provocando la muerte de los ocho militares a bordo.

Pero la catástrofe aérea que más ha impactado a la sociedad cubana fue la del vuelo 455 de Barbados a Jamaica, en 1976: nueve minutos después del despegue, estallaron varias bombas —colocadas por militantes de extrema derecha dirigidos por el notorio anticastrista Luis Posada Carriles— que hicieron que el avión se precipitase sobre las aguas, matando a sus 73 ocupantes. La mayoría de los fallecidos eran atletas cubanos, en muchos casos muy jóvenes, así como estudiantes de medicina de Guyana, lo que contribuyó a la conmoción.

Todo apunta a que la tragedia de este fin de semana permanecerá por mucho tiempo en la memoria de los cubanos.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios